La industria discográfica sufre la mayor crisis de los últimos años

  • 2007 es el sexto año de pérdidas con un descenso en la facturación de más de 83 millones de euros

Los españoles se gastaron en 2007 284 millones de euros en música grabada, frente a los 367,6 millones invertidos en el ejercicio anterior. Este descenso en la facturación de más de 83 millones de euros equivale a un 22,7 por ciento, la mayor caída de los últimos años.

Las ventas de formatos digitales han ascendido de 21,7 a 27 millones de euros (un 24,3 por ciento más), pero esta mejoría no es suficiente para paliar el "descalabro" en las ventas de soportes físicos, según Promusicae, la entidad que aglutina a las principales compañías discográficas españolas. Así, 2007 se convierte, no sólo en el sexto año consecutivo de bajadas para el sector, sino en el año de mayor caída registrada en la historia reciente de nuestro país. En la actualidad, el mercado de descargas representa el 9,5 por ciento del total del mercado. Este índice apenas llegaba al 6 por ciento un año atrás.

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, se confesó "apesadumbrado" con estas cifras. "La cruda realidad estadística refleja una caída muy pronunciada en el sector", admitió, "y ello a pesar de que llueve sobre mojado, porque la evolución de los cinco años anteriores ya era negativa".

A su juicio, estas cifras "demuestran el daño irreparable que la piratería, antes física y ahora digital, está infligiendo a nuestra industria del ocio y la cultura". En el mercado de CD Papito, el álbum con el que Miguel Bosé celebraba su trigésimo aniversario en la canción, es el triunfador indiscutible del año con casi 244.000 ejemplares vendidos. Bosé es el único artista que podrá presumir de tres discos de platino este año. A la cabeza, también se sitúan el directo de Sabina y Serrat, La quinta estación, Il Divo y Fito y los Fitipaldis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios