Los intérpretes sinfónicos dan la voz de alarma

  • La Asociación de Músicos Profesionales de las Orquestas Sinfónicas de España denuncia la situación del sector y la alta retribución de directivos y solistas.

El presidente de la Asociación de Músicos Profesionales de las Orquestas Sinfónicas de España (Ampos), David Morales, ha pedido a la clase política que intente que la crisis económica no afecte a la cultura, porque superar una crisis cultural, ha dicho, puede costar décadas o incluso "generaciones". Morales ha asegurado en conferencia de prensa, en la que ha presentado la asociación, que el futuro de la cultura en España "depende de cómo se trabaje ahora" y en ese sentido ha declarado que los resultados de una mala gestión cultural no son inmediatos y cuesta superarlos "muchos años".

En España hay 26 orquestas profesionales con unos 1.900 músicos, que no son muchas en comparación con otros países europeos, ha indicado Morales, quien ha pedido a los políticos que cambien sus prioridades y se puedan mantener al menos "las orquestas que tanto ha costado conseguir". El presidente de Ampos, músico de la orquesta del Liceo de Barcelona, ha comentado que en España los profesionales de la cultura están "muy acostumbrados" a las subvenciones, que deben existir porque "difícilmente la cultura será un negocio", pero que se deben revisar para fomentar, por ejemplo, el patrocinio privado.

También ha considerado que debería existir un mayor control del gasto en las instituciones culturales porque los que están "pagando" los recortes son los músicos, que no dejan de ser unos "trabajadores" con sus convenios y sus problemas laborales. En ese sentido, ha aseverado que en el mundo de la cultura ahora se estás desvelando muchos datos, como los presupuestos de algunas orquestas, los sueldos de los directivos o los precios del mercado de solistas.

El portavoz de los asociación ha puesto el ejemplo de la ópera, en el que hay "contratos realmente millonarios" de cantantes que cobran más que toda la orquesta que participa en el montaje. "En según qué sitios esto se ve normal, pero habrá que revisarlo, porque a lo mejor no es tan normal, y más en la época en la que estamos ahora", ha aseverado.

Morales, trombonista de la orquesta del Liceo desde hace veinte años, se ha referido asimismo a la posibilidad de que se aplique una regulación de empleo en este espacio cultural barcelonés o que el mismo cese temporalmente su actividad, y ha resaltado que ésa "no es una decisión fácil para nadie". El músico ha apuntado que a día de hoy se desconoce qué tipo de medidas se van a tomar en el Liceo, pero ha afirmado que "el hecho de que esto esté encima de la mesa asusta a todos". Al respecto, ha señalado que puede haber alternativas a un cierre temporal, ya que los músicos están dispuestos a aplicar cualquier tipo de flexibilidad para poder mantener la actividad, porque "el paro es perjudicial para todos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios