"Lo más jodido de estar de gira no es la soledad, son los viajes"

  • Pereza actúa en Málaga, en el Auditorio, el 31 de mayo · Será el primero de los conciertos que tendrá en la provincia en los próximos meses con 'Aproximaciones'

De un lado a otro es como están siempre Rubén y Leiva, que incluso cuando no eran conocidos llegaron a dar 100 conciertos con un primer disco que casi nadie compró. Ahora, unos años después, Pereza es un nombre que abre puertas, como la del Auditorio al aire libre de Málaga, un recinto para 12.000 personas en el que ellos dos esperan moverse sin problemas el próximo 31 de mayo con Aproximaciones (2007). Además de acceder a grandes escenarios, Pereza también se codea con los grandes de la escena española. Rubén atiende al teléfono, desenfadado y relajado, mientras Leiva descansa en un cómodo vagón de tren. Ya no son un grupo furgonetero.

-¿Dónde está ahora Pereza?

-Camino de Lérida.

-¿Siempre en la carretera?

-Sí, bueno, ahora en la vía, en el rail [risas].

-Vaya, ya han dejado atrás la furgoneta y van como una banda de primera división.

-No, vamos en clase turista, en asientos normales.

-¿En el AVE? Así da gusto, ¿no?

-Sí, llegas más rápido, más que nada. Y después de tantos años te das cuenta que lo más jodido de estar de gira, aunque la gente dice que es la soledad, en realidad son los viajes. Si hubiera teletransportación sería pan comido.

-¿Y cómo se hace rock sucio y salvaje viajando cómodamente con aire acondicionado? Y además, ya no van a garitos sino a grandes salas. En Málaga actúan el 31 de mayo en el Auditorio al aire libre, que es para 12.000 personas.

-Pues nada, de la misma manera que antes, el rock and roll no entiende dónde tocas. Que se lo digan a los Rolling Stones, que ellos viajan en avión privado.

-¿No cambia nada tener éxito?

-Igual no puedes decir en tus canciones cosas como que no tienes dinero en el bolsillo, esas cosas que quedan tan bien. También puedes tener el morro de decirlas; Mick Jagger canta en Angie "sin dinero en el abrigo".

-Igual ese día no llevaba.

-[Risas] Sí, claro, ese día no llevaban ni él ni el asistente.

-¿Cuándo dejaremos de escribir de Pereza que usan rifss stonianos y que son tipos peligrosos?

-Nosotros lo que decimos siempre es que somos una banda de canciones. Nos peleamos las canciones y nos gustan por encima de los estilos, las bandas o los artistas. Para la prensa es más fácil etiquetar, sobre todo en estos tiempos en los que no hay en España una banda que funcione con nuestras características. Es que os hace ilusión decir que hay gente rockeando y que hacen versiones de los Kinks o de Marc Bolan. Y decirles a los chavales que hay vida más allá de Los 40 Principales.

-Bueno, ahora hay una banda nueva que se llama Tequila.

-Ah, sí. Me han dicho que están muy bien. Es un regreso muy bueno. Están bien, claro que sí. Querrán divertirse. Son movidas bonitas, pasar del tiempo, de los problemas que hayas podido tener con tu banda, de los malos rollos. Supongo que llega una etapa en la madurez en la que te dices que por qué no, que te das un caprichito con una gira y ver qué tal.

-¿Irán a verles?

-Somos amigos de Ariel y Alejo e iremos a verles.

-Normal, Pereza es amigo de todo el mundo, tal y como demuestra Los amigos de los animales (2006), un álbum plagado de colaboraciones.

-Bueno... en el disco había gente que era realmente amiga y otra con la que le echamos un poco de morro y les llamamos para decirles que vinieran.

-¿A quién llamaron echando morro?

-¿A quién? A Bunbury, por ejemplo. No le conocíamos, habíamos leído una entrevista en la que decía que tenía curiosidad por nosotros. Y le llamamos. Tampoco conocíamos a Christina Rosenvinge, y a varios más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios