La juventud flamenca reivindica su espacio propio en el Festival de la Torre del Cante

  • Esperanza Fernández, La Lupi y Rancapino Chico, entre otros, actuaron en el veterano certamen

Esperanza Fernández, durante su actuación en la Finca El Portón. Esperanza Fernández, durante su actuación en la Finca El Portón.

Esperanza Fernández, durante su actuación en la Finca El Portón. / m. h.

El pasado sábado, Alhaurín de la Torre se vistió de gala para acoger el Festival Flamenco Torre del Cante en su edición número 44, en la que los artistas más jóvenes reivindicaron con autoridad su espacio propio en el flamenco actual ante el aforo de la Finca EL Portón al completo. La velada comenzó con el baile de Fernando Santiago y su cuadro, ganador del Concurso Mirando a la Torre, tras el que salió al escenario Chelo Soto, vencedora de la sección de cante de esa misma convocatoria, acompañada de la guitarra de Antonio Soto. Ambos cerraron su actuación, en un alarde de voz y arte, interviniendo sin micrófono, gesto que fue muy aplaudido por el público.

A continuación, La Susi, sustituta de la ausente La Fabi, apareció en el escenario con el tocaor Manuel de la Luz y, aunque comenzó sentada, rápidamente se arrancó a bailar y ya no volvió a su silla. Y es que esta artista comenzó en los escenarios como bailaora en Madrid, pero en cuanto la oyeron cantar la capital se rindió a su voz, al igual que el auditorio de El Portón. Antes del descanso actuó Jesús Méndez, que salió acompañado a la guitarra por Manuel Valencia y dejó un buen sabor de boca para cerrar la primera parte del festival.

Tras el descanso era el turno del cuadro de baile de La Lupi, que salió acompañada de dos cantantes, un guitarrista y un caja. Primero bailó con un precioso vestido morado y mantilla, para después cambiarse a uno negro para la mitad final de la actuación. Llegaba el momento de una de las cabezas de cartel, la sevillana Esperanza Fernández, con Fran Vinuesa a la guitarra, que cantó por seguirillas, tangos y bulerías. Para finalizar la velada, Alonso Núñez Rancapino Chico, hijo del gran Rancapino, reivindicó su sitio como exponente de la nueva generación del flamenco español cantando por tangos, bulerías y fandangos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios