Los libreros malagueños advierten de que el negocio cayó un 15% en el primer trimestre

  • Las pérdidas que el sector ha registrado desde 2009 ascienden ya al 33%

"Es un problema estructural, ni el Día del Libro ni la Feria del Libro ni los libros de texto van a ser un revulsivo para la situación actual". Así define Juan Pablo Gordillo, presidente de la Asociación de Libreros y Editores de Málaga, la crisis por la que atraviesa el sector y que se traduce en un descenso del 33% en las ventas desde el pasado año 2009. "El panorama de este año es desolador, con un 15% menos de ventas en el primer trimestre; si seguimos así, en el año 2012 tendremos un problema muy serio", señaló Gordillo, quien añadió que "salvo un milagro, la situación continuará siendo negativa".

Así, frente al optimismo que despierta la Feria del Libro en otras ciudades nacionales, el presidente de los libreros indicó que "en Málaga no hay tradición de visitar la Feria" y apuntó que a este evento, que se desarrollará en el Paseo del Parque del 3 al 12 de junio, y al Día del Libro "se acerca el cliente habitual", por lo que no tendría impacto extraordinario en las ventas. Además, las descargas de libros en el nuevo formato electrónico para el e-book tampoco están ayudando: "No están funcionando especialmente bien", resaltó Gordillo.

Un ejemplo de ello lo apuntó Jesús Otaola, propietario de la librería Proteo. "Las ventas no son significativas. Cada día hay más descargas en nuestra página web pero no llegan ni al 1% del total de ventas", "hay algo de movimiento, pero muy poco", señaló. Por su parte, Gordillo indicó que esta situación se prolongará hasta que no se produzca la recuperación económica, ya que "un libro no es un producto de primera necesidad y se prescinde antes de él". Además, "el perfil del comprador malagueño no es el que se queda en casa a leer en vez de salir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios