Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

La literatura juvenil celebra su día con misterio y consejos sobre la adolescencia

  • El aniversario del nacimiento de Andersen se conmemora un año más con el lanzamiento de numerosas novedades destinadas a los públicos de menor edad, con temas y tratamientos de gran diversidad

El misterio y las aventuras, junto con mil y un consejos sobre cómo sobrevivir a la adolescencia, llenan esta primavera las páginas de la literatura juvenil, coincidiendo con el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, que se celebra hoy.

Desde 1967, cada 2 de abril, fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil para promocionar los libros del género y fomentar la lectura entre pequeños y jóvenes.

Precisamente la literatura infantil y juvenil ha sido el último sector literario en verse afectado por la actual crisis económica, al ralentizar en 2011 su caída de ventas y registrar un descenso del 6% frente al 10% sufrido el año anterior.

Con 75 consejos para sobrevivir en el colegio, de María Frisa (Alfaguara), la vida a los 12 años puede resultar un poco más fácil, una edad a la que también se dirige Dark Lord. Días de instituto, de Jamie Thomson, un puente entre la novela más épica, con los arquetipos de los relatos fantásticos o los juegos de rol, y el día a día de los adolescentes.

En Krippys. Problemones y problemazos (Montena), Sofía Rhei inicia a los más jóvenes en el género gótico, mientras que El sentido de la vida (SM) recuerda que no existe una única respuesta a las grandes preguntas sobre la existencia.

La felicidad ha dado mucho juego literario desde siempre y en Esa gigantesca pequeña cosa, de Beatrice Alemagna (SM), se nos presenta en forma de poético álbum ilustrado en el que se recuerda que cada uno la encuentra de una manera distinta.

El misterio y las aventuras son dos temas que no pueden faltar en las novelas dirigidas a un público a partir de diez años y en ambos temas se centran Los oscuros límites de la magia, de Pierre Bottero, y En la pálida luz de las tinieblas, de Erik L'Homme, ambos de Edelvives, para analizar problemas como la adolescencia, la lucha contra la delincuencia o la injusticia.

Un fantasma en Nueva York, de Lorna Graham, y Las rosas de Somerset, de Leila Meacham, ambas publicadas por Viceversa, atrapan al lector juvenil en una red de engaños, secretos y traiciones, en tanto que Elegidas, de Kristina Ohlsson, ambienta en la fría Estocolmo una historia de intriga que dará mucho trabajo a la policía sueca.

Siguen fascinando a los jóvenes las historias de lobos y vampiros y en ellos se centra Care Santos en su última obra, Esta noche no hay luna llena, en la que sus protagonistas, Abel y Olivia, son conscientes de su diferencia en una sociedad uniforme.

Uno de los autores juveniles más prolíficos, Jordi Sierra i Fabra, trata de encontrar en Ocultos el primer libro de la Historia, el mítico Libro de Thot. Se trata de un thriller histórico con toques de fantasía.

La saga de Oksa Pollock (Planeta), cuyas autoras son Anne Plichota y Cendrine Wolf, regresa con su segundo título, El bosque de los perdidos, después de la revolución causada en internet por la conocida como "hermana francesa" de Harry Potter.

De supervivencia habla también Después de la nieve, de Sophie Crockett (Macmillan), una historia en la que un joven de 15 años debe aprender a sobrevivir por sus propios medios tras quedarse sin familia.

La vida y poesía de Gustavo Adolfo Bécquer (Edebé), contada a los niños por Rosa Navarro, y Mi primer libro sobre Lorca (Anaya), de Concha López, profundizan en el conocimiento infantil de autores españoles ayudados por unas magníficas ilustraciones.

Los más pequeños también tienen motivos para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil con títulos sorprendentes como Animales fascinantes o ¿Qué hay dentro? (Editorial Juventud), un álbum ilustrado en el que se examina cómo fueron construidos rascacielos, tumbas o castillos de todo el mundo.

La editorial Macmillan amplía su colección de clásicos con sonidos y espectaculares pop-ups con las aventuras de Pinocho, y añade a sus títulos de animación en realidad aumentada Lola, la gata bailona y Tino, el saurio superlimpio, de David Salariya.

Y para iniciarse en la poesía, nada mejor que Una pregunta por punta, de Cecilia Pisos (Everest), una colección de poemas breves sobre temas variados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios