José Galvañ. Bailaor

"'Ya le llamaremos' es flamenco hecho por y para Málaga"

  • Un espectáculo que habla sobre la vida de un artista, de sus ilusiones, sus miedos y sus decepciones. El 20 de julio actúa en el Teatro Cervantes.

Es malagueño, del barrio de Las Delicias y vuelve a la capital para traer su nuevo trabajo, Ya le llamaremos, un espectáculo flamenco que llega al Cervantes el próximo 20 de julio para plasmar sus ilusiones, miedos y decepciones. El bailaor José Galvañ, con diez años de trayectoria profesional, ha pasado por escenarios nacionales e internacionales con distintas compañías flamencas. Ahora trabaja con la suya propia, la compañía Flamenca José Galvañ.

-¿Quién es José Galvañ?

-A mis 32 años yo sigo siendo un niño ilusionado por las nuevas aventuras, apasionado con bailar igual que cuando tenía 12 años y lo hacía en la Feria, y espero seguir siendo así mucho tiempo.

-¿Cómo fueron sus inicios?

-Mis inicios fueron en Málaga, en la academia de Reme Cortés de mi barrio de Las Delicias. Empecé a trabajar muy joven, con 15 años en el ballet de Manuel Bernal por situaciones complicadas en mi casa y más tarde cuando gané algo de dinero entré en el conservatorio y pude estudiar con Pepe Ruiz.

-¿Y qué significa Málaga?

-Málaga es mi casa, el lugar donde me encantaría estar, pero ahora mismo no se puede por cuestiones de trabajo. Por desgracia, para trabajar y para ganarte la vida te tienes que ir fuera, a Sevilla o a Madrid, o incluso irte al extranjero que es lo que yo he hecho.

-¿Tiene pensado volver a su ciudad natal?

-Yo por mi volveré siempre que pueda y Málaga quiera.

-¿El baile es su forma de sentir el mundo?

-El baile es mi vida, lo que sé hacer más o menos bien y donde me siento cómodo ya que es lo que llevo haciendo desde que tengo recuerdos.

-En su caso, ¿se cumple eso de que los inicios siempre fueron duros?

-Todos los inicios son duros. Los míos también lo fueron, pero todo pasa y ahora mismo, dentro de la situación actual de la cultura, no puedo quejarme.

-¿Es la primera vez que actúa en el Teatro Cervantes? ¿Por qué ahora?

-Ya actué como cuerpo de baile en la I Bienal de Málaga pero ahora es la primera vez que actuó con mi propio espectáculo. Y el ahora no lo elegí yo, ya que ha sido un conjunto de situaciones que me han rodeado y lo han hecho posible. Por supuesto, yo estaba con los brazos abiertos.

-¿Por qué participa en el ciclo de flamenco del Terral?

-Para mi es un orgullo entrar en un festival como el Terral y estar en cartel junto a artistas tan grandes como La Lupi, entre otros.

-¿Se arriesga con un proyecto como este que presenta?

-Cuando te arriesgas en un espectáculo así es necesidad artística, necesidad de hacer y de decir, el resto son solo anécdotas.

-¿Qué ha supuesto para usted Ya le llamaremos?

-Para mi significa mucho porque nace de la frase que llevo siempre conmigo "para conseguirlo nunca dejaré de intentarlo". Ya le llamaremos es un espectáculo que estaba loco por hacer y ahora me han dado la oportunidad de hacerlo. Por ello, espero estar a la altura.

-¿Quién le acompaña en este montaje?

-Llevo la guitarra de Fran Vinuesa, el cante de Juan de Mairena y Rocío López, la percusión de Roberto Jaén y como artistas invitadas Rosa Belmonte, Úrsula Moreno y Vanesa Ramírez. La verdad que es un lujo que estén a mi lado en este espectáculo.

-El espectáculo tiene una temática innovadora, ¿en qué consiste?

-Es un espectáculo argumentado, con temática y desarrollo. Habla sobre la vida de un artista. Ilusiones, miedos, decepciones y además, la disyuntiva de para quien bailamos, para nosotros o para la aprobación de otros.

-¿Qué encontrarán los que vayan a verle al Teatro Cervantes el próximo 20 de julio?

-Los que se acerquen al Teatro Cervantes el próximo lunes podrán ver un espectáculo hecho con el alma. Estoy seguro de que muchos se verán reflejados. Y, por supuesto, habrá un grupo de artistas de primer nivel que darán flamenco hecho por y para Málaga.

-¿Piensa que habrá un antes y un después de esta función?

-Para mí si, no se si profesional, pero personal seguro. Bailar en el Cervantes es cumplir una ilusión, un sueño.

-¿Dónde ha tenido el placer de actuar?

-Aquí en España he recorrido muchos teatros. Pero, por ejemplo, recuerdo con especial cariño el Villa Marta de Jerez y el Maestranza en Sevilla. Fuera de España he visitado Buenos Aires, China, Líbano y Alemania entre otros, aunque un trozo de mi se quedó en Japón, ya que he vivido allí seis mese. Definitivamente estoy loco por volver de nuevo.

-¿Cómo es bailar para el público internacional?

-Para mi es igual, todo el publico tiene mi respeto.

¿Qué consejo le daría a alguien que se esté iniciando en el baile flamenco?

-Es bien sencillo y además, nunca falla, mi consejo es trabajo, trabajo y trabajo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios