Más manga, es la guerra

  • La obra de Osamu Tezuka, serializada en la revista nipona 'Shonen King' en los años 70, pone en escena la problemática de los sexos

La editorial ECC está que no para. A la labor que realiza en España con las licencias de los cómics DC se suma este año su ampliación al mercado de la literatura. Ha puesto en la calle las líneas Parámetro (narrativa), Perímetro (reportajes literarios) y Álter Ego (entretenimiento), cuyos primeros títulos son, respectivamente, Todo Malgudi, de R. K. Narayan, la Obra periodística completa, de Albert Londres, y La trilogía de Shiva, de Amish. Ha anunciado también su intención de publicar en breve una colección de volúmenes temáticos con autores y obras de la mítica revista El Papus y, por si fuera poco, acaba de abrir fuego en la edición de manga. De esto último les traigo precisamente un par de recomendaciones, para que vean el alcance y la calidad de la propuesta.

El primero es La canción de Apolo, una maravillosa obra del prolífico Osamu Tezuka, serializada en la revista nipona Shonen King allá por 1970. La obra pone en escena la problemática de los sexos, esa paradoja por la cual se necesita la unión de dos contrarios para engendrar a un tercero. Como reza el preludio del libro, "la sabia naturaleza nos ha dividido entre hombres y mujeres y nos insta a unirnos para tener descendencia y procrear sin pausa… Mientras el mundo exista, se sucederán infinitamente los dramas entre hombres y mujeres y aquellos que nacen fruto de su unión".

El protagonista es Shôgo, un niño criado sin padre y traumatizado por la prolífica vida sexual de su madre. Como consecuencia, Shôgo no soporta las relaciones entre machos y hembras de cualquier especie, y se dedica a matar compulsivamente toda pareja de animales que encuentra haciéndose carantoñas. Claro está que el niño es ingresado en un sanatorio mental, y allí recibe la visita de la diosa Atenea, que le impone un severo castigo, destinado a reeducarlo sentimentalmente: "Amarás una y otra vez a una mujer, pero antes de que vuestro amor se consume, ella o tú moriréis". Lo que sigue es el recuento de los trágicos encuentros de Shôgo con diversas mujeres, siempre en tiempo y circunstancias distintas (la Alemania nazi, una isla desierta, un futuro dominado por seres sintéticos, etcétera). El libro tiene un tono deliciosamente oscuro y resonancias mitológicas, más la narrativa siempre excelente del maestro Tezuka.

Mi segunda recomendación del material japonés editado hasta ahora por ECC es Black Paradox, de otro mangaka genial, Junji Ito. El autor de Uzumaki y Gyo regresa a escena con este volumen autoconclusivo que juega con el motivo fantástico del doppelgänger, el doble o gemelo malvado. Cuatro jóvenes se conocen mediante una página web y deciden suicidarse conjuntamente. Para ello, se suben a un coche y se van al campo, para morir asfixiados en el vehículo. Pero ya estando en la carretera, les adelanta otro coche con dobles idénticos de tres de los cuatro suicidas. El que conozca la poética de Ito ya sabe que, desde ese punto, la historia se llenará de truculencias y pesadillas de todo tipo. Black Paradox es un thriller macabro y sofisticado a partes iguales. Muy recomendable.

Osamu Tezuka. ECC. 544 páginas. 25 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios