"A medida que he ido madurando he buscado la simplicidad de mis obras"

  • El pintor malagueño presentó ayer un libro en el que se recoge una selección de sus piezas de más reciente creación · El próximo 27 de noviembre inaugurará una nueva exposición en Barcelona

"No se puede hablar de influencias porque si lo haces te catalogan como imitador. Mis influencias son las de toda la pintura". Así define su trabajo el pintor malagueño Enrique Brinkmann (1938), que ayer presentó en la Fnac de Málaga Plaza un libro, editado por Arte contemporáneo, Gacma y la Editorial Sepha, en el que se recoge una selección de la obra más reciente del artista.

-Ha presentado un libro en el que se recopila sus últimas obras, ¿qué le parece?

-Cuando se me comunicó esta iniciativa me pareció muy buena idea, ya que cuando se realiza una exposición, la única forma de que se quede es a través de un catálogo. De esta manera, la exposición que acogió Gacma la primavera pasada queda reflejada en este libro.

-¿Cómo recuerda su primera exposición en Málaga, cuando tan sólo tenía usted 19 años?

-Tengo muy buen recuerdo porque era muy importante, ya que asistió un sector al que yo tenía en muy alta consideración y cuyas críticas fueron favorables hacia mi trabajo.

-¿No obtuvo críticas negativas?

-Sí, sólo tuve una en la que se decía que mi obra era una tomadura de pelo y que era mejor que dejara el mundo de la pintura. La verdad es que no me afectó porque las críticas que yo realmente valoraba consideraron que mi trabajo era bueno.

-A finales de los años 50 se formó el Grupo Picasso, del que usted fue miembro. ¿Cuál era la finalidad de este grupo?

-Este grupo se formó por la iniciativa de un grupo de pintores que estuvieron reunidos con Picasso. Yo al principio no formaba parte de él, pero poco después de su creación me integré. La finalidad de la iniciativa era realizar un homenaje a Picasso a través de diversas exposiciones, pero siempre manteniendo el estilo propio de cada pintor. Algunas obras eran más modernas y otras más tradicionales. Poco a poco fuimos exponiendo en toda España y fuera de ella.

-¿Qué supuso para Málaga la creación del Grupo Picasso?

-Tuvo mucho impacto porque en Málaga sólo existía una galería, que era la Sociedad Económica de Amigos del País.

-¿Y qué queda del Enrique Brinkmann del 57?

-Yo era aún muy joven. Sólo tenía 19 años. Ya tengo 70 y aún quedan muchas cosas en mí de aquel chaval. Una persona no varía tanto con la edad, soy la misma persona aunque mis trabajos sí han ido variando a lo largo de mi trayectoria.

-¿Cómo ha evolucionado su trabajo desde entonces?

-He sufrido muchas evoluciones a lo largo de mi carrera artística y aún las sufro. Cada estilo ha sido una evolución. Nunca he pretendido tener un único estilo, más bien he querido ser coherente conmigo mismo. Cuando veo que empiezo a repetirme en mis trabajos, entro en una crisis y lo resuelvo haciendo evolucionar mi obra.

-A lo largo de su obra se puede observar que el espacio ha ido ganando cada vez más importancia.

-Ese espacio es producto del desarrollo de mi obra. Antes era más barroco pero a medida que he ido madurando me he ido dando cuenta de que hay que buscar la simplicidad y ésta juega mucho con el espacio.

-En los años 60 decidió marcharse a Alemania, ¿qué era lo que buscaba?

-En España había una situación que no me gustaba nada, ya que era una época oscura, agobiante, en plena dictadura. Al principio pensé en irme a Barcelona o Madrid. Tenía que cambiar de sociedad y más aún en aquella época en la que se es joven y eso te permite obtener un conocimiento más amplio. Luego pensé en Francia y, finalmente, me marché a Alemania. Mi estancia allí no supuso en mí un cambio de estilo ni un cambio de inspiración. Me sirvió para conocer el arte contemporáneo, algo que aquí, en España, era imposible. Este conocimiento me proporción un gran estímulo a la hora de ponerme a crear.

-¿Cuáles han sido sus influencias?

-Mis influencias han sido las de toda la pintura. Depende del momento. No se puede hablar de influencias. En el momento que se destaca a un pintor te pueden tachar de imitador.

-¿Cuál será su próxima exposición?

-El próximo 27 de noviembre expondré en Barcelona y, luego, esa misma exposición se trasladará a Madrid más o menos en enero. En total, la muestra estará compuesta por 49 obras de pintura y sobre papel. Algunas de ellas son de elaboración reciente mientras que otras están incluidas en el libro que se ha publicado ahora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios