La memoria de Marcel Proust, al mejor postor

  • Una pariente saca a subasta una colección de 120 fotos, cartas, dibujos y libros del escritor francés

Una pariente del escritor francés Marcel Proust (1871-1922) subastó ayer una colección de más de 120 fotos, cartas, dibujos, libros manuscritos y otros recuerdos, algunos inéditos, del autor del famoso ciclo novelado de memorias A la recherche du temps perdu (En busca del tiempo perdido), una de las cimas de la literatura universal

Se desprende de este fondo en la sede parisiense de Sotheby's Patricia Mante-Proust, de 41 años, bisnieta de Robert Proust, el extrovertido hermano del autor, a quien el mismo legó este conjunto de recuerdos íntimos, valorado ahora entre 520.000 y 740.000 euros (de 578.000 a 823.000 dólares).

La venta ha despertado en los últimos días una gran expectación en el país de la famosa magdalena de Proust, pequeño bollo que al entrar en contacto con el paladar del escritor disparó su memoria y su célebre ciclo de 3.000 páginas sobre el tiempo perdido, iniciado en 1913 con la publicación del primero de sus siete tomos, Por el camino de Swan. La edición original de este volumen, que costeó el propio escritor de su bolsillo, está estimada actualmente entre 20.000 y 30.000 euros y constituye uno de los dos tesoros de la sesión.

El otro lo conforma un juego de pruebas inédito, en gran parte manuscrito, tachado y corregido, de la novela A la sombra de las muchachas en flor, segunda entrega del ciclo, escrita y reescrita entre 1914 y 1919 y premio Goncourt ese último año, que se subastará a partir de 20.000 y 25.000 euros.

En el terreno de la correspondencia, la pariente de Proust ha sacado al mercado por entre 10.000 y 15.000 eurosuna de las tres raras cartas conocidas que el autor escribió a su padre, médico reputado que no consideraba la literatura como un oficio digno para su cada vez más tímido hijo de frágil salud.

Con la misma estimación de partida se subastará una misiva de seis páginas a Reynaldo Hahn, en la que Proust le declara en 1896 que era "verdaderamente" la persona que más amaba en el mundo junto con su madre, hija de un adinerado corredor de Bolsa de la que siempre estuvo muy próximo. El texto en el que plasma luego sus celos y su pena por la ruptura amorosa con Hahn, quien continuaría siendo hasta su muerte uno de sus amigos más próximos, forma parte también de esta colección, y podrá ser adquirido a partir de 20.000 euros.

En cuanto a las fotos integradas en el lote de la subasta, figuran retratos de los diferentes miembros de su familia, del propio escritor desde los once años y de sus amigos más queridos, como Lucien Daudet, Hahn, Jacques Bizet, Robert de Flers o Robert de Montesquiou, a menudo dedicados, a veces con textos en el dorso.

Valorada ahora entre 5.000 y 8.000 euros, una de estas instantáneas, obra del célebre fotógrafo Otto Wegener, fue en su día tan comprometedora que Proust impidió la circulación de todas sus copias, a petición de sus padres, para que no se le viera miembro de un entonces sospechoso y lánguido trío, junto a Daudet y De Flers.

Forman parte igualmente de este fondo legado por Marcel Proust a su muerte, un manuscrito inédito sobre la acuarelista Madeleine Lemaire, y el primer libro que publicó, Les Plaisirs et les jours (Los placeres y los días, 1896), con una dedicatoria a su hermano Robert, así como un dibujo de la catedral de Amiens, todos estimados entre 10.000 y 15.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios