"Si tienes miedo a la muerte, acabas teniendo miedo a la propia vida"

  • En su nuevo libro, 'Buscadores', escrito en un contexto de meditación y misticismo, ofrece pistas para que el hombre sea capaz de encontrar la felicidad por sí mismo

El nuevo libro de Emilio Carrillo, "un texto espiritual" según lo define el escritor, es una obra estructurada en cuatro partes donde se reflexiona sobre la espiritualidad. La obra, publicada por RD Editores, profundiza en temas como la búsqueda de la felicidad, el bien, el mal, el pecado, el alma, la reencarnación o el amor, intentando conseguir un "cambio de visión en el hombre".

-Escribió parte de la obra en el Monasterio de Santa María de las Escalonias, en Córdoba...

-Voy siempre que puedo. Allí he encontrado el espacio de misticismo y meditación que me ha permitido desarrollar la parte más densa del libro, la que trata la física de la deidad...

-Pero el libro no es religioso.

-En ningún momento. Trato la espiritualidad con independencia de las creencias y, por tanto, cualquier religión puede verse identificada.

-¿Qué piensa de la religión?

-Es un fenómeno superado. Todas las religiones han bebido de la misma fuente espiritual y la han interpretado. Hoy en día el hombre está preparado para beber directamente de la fuente sin tener que interpretarla.

-¿Por qué da tanta importancia su libro a la reencarnación?

-Es una de las claves del cambio de visión. El catolicismo te dice que hay vida tras la muerte, pero no te identifica la vida física como cadena de vidas, sino como una vida física única. Además, si tienes miedo a la muerte, acabas teniendo miedo a la propia vida. La reencarnación te enseña que la muerte no es real y que la experiencia como ser humano no empieza ni acaba en esta vida física. Si te das cuenta de ello, evitas el estrés espiritual. Además, es maravilloso saber que, con la reencarnación, eres tú el que elige las experiencias que quieres vivir, y así lo explico en Buscadores.

-Parecen verdades universales.

-Lo son. Al poner de manifiesto fuentes de saberes independientes a las religiones, se plantea una visión de la humanidad que trasciende fronteras. Además lo sé porque ya he cruzado el espejo.

-¿Qué quiere decir?

-Me refiero a que tengo ojos nuevos y miro la vida de otra forma.

-En el libro hay una mención a La ola es el mar, de Jäger. ¿Se ha sentido fuera de ese mar alguna vez?

-Sí, antes de cruzar el espejo me consideraba una ola ignorando el océano. Con la nueva visión, te das cuenta de que formas parte de una unidad. Todo es suma de partes y forma parte de una suma superior, pero cada parte es a su vez el todo, y eso no te empequeñece.

-¿Qué puede aprender su lector?

-Que la felicidad es posible, y sólo con la felicidad de uno se puede ayudar a la de todos y, por tanto, conseguir un mundo mejor.

-¿Qué piensa de los manuales de autoayuda?

-No sirven para nada porque plantean unos nuevos mandamientos que olvidas al mes de leerlos. Los programas no valen.

-¿Qué es lo que propone usted?

-Una visión, algo que viene desde dentro y que ayuda al hombre a obtener un cambio irreversible mediante la técnica de espiral del Evangelio de San Juan, donde se avanza y se retrocede retomando temas sucesivamente.

-Su libro recuerda a El secreto, de Rhonda Byrne.

-Sí, ambos tratamos la ley de la atracción. Como lo que tú eres es lo que ves, el mundo también se termina conformando como tú eres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios