Las migas ponen sabor a la Navidad

  • Torrox acogió ayer esta tradicional fiesta en la que se degustaron alrededor de 2.000 kilos

La Fiesta de las Migas de Torrox ya ha superado un cuarto de siglo. Veintiséis años han pasado desde que se hicieran las primeras en 1981 con la intención de compartir un plato en Navidad con los recién estrenados políticos de la democracia. Se recurrió entonces, a este sencillo plato que durante tanto tiempo había llenado las mesas de las familias andaluzas. "Plato de pobres envidiado por los ricos", dijo la pregonera y portavoz del Parlamento autonómico, Concepción Caballero.

Y así se ha perpetuado esta celebración que, sin duda, y como recordó el edil de Turismo, José Pérez, (PSA), se ha convertido en "una fiesta de referencia no sólo para el pueblo de Torrox o de la Axarquía, sino que trasciende a Málaga y Andalucía".

En la jornada de ayer, más de 40.000 personas se congregaron en torno a los peroles a los que 80 migueros removían desde la una de la tarde. "Las migas a miles de vueltas y a brazos del pastor mucho mejor", dicho popular que rememoró Caballero durante el pregón. Y es que ni siquiera el frío pudo con la expectación que en la provincia causan las migas de Torrox. Las bajas temperaturas de la jornada de ayer le dieron un aliciente añadido, ya que como decía más de uno "nunca entraron mejor unas migas calentitas y un sorbito de vino dulce".

En total se repartieron 2.000 kilos de migas, otro tanto de ensaladilla arriera y 2.000 litros de vino del terreno. Así, a las dos de la tarde, Manuel Palomo, quien lleva haciéndolas desde la primera edición, había "sacado seis sartenás". A pesar del trabajo que requieren no le pesa porque "disfruta viendo el ambiente que hay en el pueblo".

También estaban los "migueros" que vienen desde fuera. Son una veintena de amigos de la Asociación Gastronómica la Cocina Abderitana. Llevan seis años viniendo desde Adra para compartir sus migas con todo el que se da una vuelta por el Llano de la Almazara. "En Almería se comen en la festividad de septiembre con sardinas. Nosotros venimos para pasar un día agradable rodeados de tan buen ambiente", apuntó Francisco Maldonado, uno de los componentes de esta peña.

"Cuchará y paso atrás". Ésta fue otras de las menciones que hizo la pregonera para recordar el origen humilde de este típico plato que llenaba "como un sol de abundancia" los estómagos de la posguerra. A través de una simulada carta que un abuelo torroxeño le envía, Caballero dio un repaso al origen y a la más popular tradición de este alimento.

Y entre verdiales y flamenco, la tarde de migas se fue alargando en la noble villa en la que a mediodía Ángela Villena lanzaba el tradicional "toque de caracola" con la que arrancaba esta fiesta de Interés Turístico Nacional.

40.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios