arte Una exhibición de altura en la provincia

Una mirada social desde el pasado

  • Benalmádena acoge una muestra con grabados de Goya

Hay un viejo dicho en el que se afirma que si uno no conoce su historia está condenado a repetirla. Este refrán podría aplicarse a la muestra que hoy se inaugura en el Centro de Exposiciones de Benalmádena Costa, ya que hasta el próximo 16 de diciembre este espacio cultural servirá como escaparate de 160 grabados de Francisco de Goya reunidos bajo el nombre Goya, cronista de una época . Unas creaciones de carácter social en la que se hace un repaso a la sociedad de principios del siglo XIX, una época que parece tener bastantes puntos en común con la actual.

En la muestra se aúnan dos de las cuatro grandes series de grabados realizados por el inmortal autor a lo largo de su extensa trayectoria. Así, las obras expuestas corresponden a las series denominadas Los caprichos y Los desastres de la guerra. Todas ellas están acompañadas de unos textos explicativos, pues a su vez las colecciones se han subdividido en categorías para hacer aún más cómoda la comprensión del público de las características de esa etapa de la historia.

Para comenzar, la serie Los caprichos data del año 1799. Tras ser nombrado pintor de cámara de la Corte de Carlos IV, Goya creó esta colección compuesta por un total de ochenta grabados. Con ellos demostró ser un intelectual ilustrado, capaz de poner un toque irónico y criticar con maestría los excesos de la sociedad de su tiempo. "Las estampas describen magníficamente su sociedad, sin embargo se podrían extrapolar al momento actual. La diferencia de los humanos son los adelantos, pero la razón, el corazón y los sentimientos son los mismos" explicó ayer la comisaria de la muestra, Marisa Oropesa.

Esta parte se ha distribuido en cinco partes diferentes. Los expertos catalogan una serie de grabados dentro del apartado religioso, en la que el artista enseña, sin medias tintas, el poder que el clero ejerce sobre el pueblo. El apartado siguiente se centra en la prostitución, con estampas en las que se recogen imágenes cotidianas de las cortesanas. "Él apostaba por la normalización de lo que era la prostitución en España, porque era muy afrancesado", detalló la comisaria.

El recorrido prosigue por la colección de grabados relacionados con el matrimonio, en las que Goya no duda en mostrar abiertamente imágenes en las que se puede ver como una chica joven, por ejemplo, se casa con un señor mayor "riquísimo". Poco a poco, sin prisas, desgrana todos los entramados sociales, pues también se ocupa de apartados como la educación o, incluso, llega un poco más allá al inmiscuirse en los sueños, un espacio compuesto por 32 estampas.

La exposición también contiene una parte gráfica muy dura en la que se describen los horrores que puede suscitar una guerra. En 1808, los acontecimientos que impulsaron la crisis del Antiguo Régimen y la invasión francesa, provocaron el estallido de la Guerra de la Independencia. Goya presenció los asedios que sufrió Aragón, por lo que transmitió estas crueles, y reales, imágenes a sus obras. Por ello, se puede considerar que se convirtió casi en un reportero gráfico o en el gran cronista de esta contienda.

"El punto de inflexión se produce en la guerra, porque él se pone a favor de los franceses. Narra como nadie lo que es una guerra, por lo que él es primer fotógrafo de guerra que existe", detalló Oropesa. Esta serie dispone de 80 obras, clasificadas a su vez en tres clases distintas, por lo que se ven dibujos de cadáveres amontonados, los efectos de la hambruna o, incluso, del pillaje que imperaba en ese periodo tan conflictivo. Oropesa afirmó que por primera vez, y gracias a estos soportes, se mostró de forma "descarnada" lo que es una contienda y todo lo que conlleva.

La colección, que se podrá ver gratuitamente, se exhibe en Benalmádena tras haber pasado varios meses en Turquía. Posteriormente continuará su periplo por Sudamérica, aunque primero se tomará un descanso de siete meses para evitar que las obras sufran algún tipo de daño. Podrá visitarse de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30, mientras que los domingos y días festivos el Centro de Exposiciones permanecerá abierto al público de 11:00 a 13:30.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios