"Las monarquías se han igualado por abajo"

Comentarios 0

Con cuarenta años de periodismo, Jaime Peñafiel es uno de los expertos en Casas Reales que ha dado este país. En esta entrevista en exclusiva nos desvela algunos de los acontecimientos que ha vivido al lado de los Reyes y nos regala, sincero, su particular visión de la Corona en pleno siglo XXI.

-Tiene usted el honor de ser el fichaje más caro de la historia de Hola. ¿Por qué piensa que apostaron por usted?

-Yo trabajaba para la agencia Efe y además de cubrir todo tipo de guerras, catástrofes y tragedias, también me encargaba de las Bodas Reales. Hola les compraba siempre mis reportajes y al final decidieron que a la larga, les salía más rentable comprarme a mí.

-El ex rey Faruk de Egipto le dijo en cierta ocasión que no le preocupaba haber perdido el trono, ya que en unos años en el mundo solamente quedarían 5 reyes: los cuatro de la baraja y la Reina de Inglaterra. Parece que se equivocó...¿Se atrevería usted a hacer un pronóstico similar?

-Lo único cierto es que las monarquías han cambiadomucho en los últimos años. Se han igualado, pero por abajo. Desde que los príncipes se casan con divorciadas y las infantas se divorcian, ya nada es previsible.

-La suya ha sido, desde el principio, una postura muy crítica con Letizia. ¿Es que no aprueba usted las bodas entre herederos y plebeyas?

-Una cosa es la vida real y otra, son los cuentos. En favor de Letizia Ortíz debo decir que, al menos no es Mette-Marit. Letizia tiene una buena formación pero también mucho carácter y no es, ni con mucho, la candidata ideal para suceder a Sofía, nuestra Reina. Lo que no se puede discutir, es que ha cambiado al Príncipe. Antes Felipe era un hombre muy rígido y ahora hemos descubierto su lado más entrañable. ¿Eso es positivo? Um...No estoy muy seguro...

-Ya que la nombra, ¿es cierto que en una ocasión dijo aquello de "ya nunca más serás mi Reina"?

-Se refiere usted a un fragmento de mi biografía A golpe de memoria. Lo que sucedió es que perdí a mi única hija por las drogas y antes de que muriera, en un momento de angustia, acudí a la Reina para que me ayudase. Ella preside una asociación de lucha contra esta lacra y yo esperaba que, a través de ese organismo, pudiera hacer algo. No fue así y aprendí que quizás no merecía un tratamiento especial, sólo soy un españolito más.

-Con la Princesa de Asturias sí que tuvo un desencuentro por su libro Los tacones de Letizia, según cuentan las malas lenguas...

-Entonces no era Princesa de Asturias. Fue en la entrega de la Medalla de Honor de Madrid al Principe Felipe. Hacía muy poco que se había hecho oficial la relación y Letizia todavía no era consciente de su posición, así que se dirigió a mí para hacerme reproches y me aconsejó que antes de escribir, llamase a la Zarzuela. Creo que ahí se equivocó, pero la comprendo. Debe ser difícil dejar de ser periodista un día, para convertirte en princesa al siguiente.

-Después de tantos años de amistad con el monarca, ¿por qué ha decidido sacar a la luz pública a sus supuestas amantes?

-Es cierto que hemos compartido muchos momentos juntos pero tampoco es que seamos amigos. Yo siempre he mantenido mi independencia y nunca me ha gustado que me "pasen la mano por el lomo". De todos modos, se ha exagerado el hecho de que aparecieran ciertos nombres propios en mi libro. Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio cuenta la historia de una pareja que ha sobrevivido a cuarenta y cinco años de matrimonio, con todo lo que eso conlleva. Cuando los Reyes no se casaban por amor, no había nada que pudiera romperse.

-¿Qué opina de las imágenes que se han publicado del Príncipe con sus hijas?

-Aunque gusten a la mayoría, considero que las imágenes carecen de glamour. Un reportaje de esas características no puede hacerse alrededor de una mesa de camilla, ¡por favor!

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios