samuel ortiz. novillero

"Tengo mucha ilusión: estoy en el momento de que la gente hable de mí"

  • Después de 38 novilladas sin picar en tres años, el fuengiroleño aspira a debutar con picadores en la plaza de toros de Málaga y espera su oportunidad para la próxima Feria de Agosto

Comentarios 1

Samuel Ortiz, novillero sin picadores de Fuengirola, ansía debutar con picadores en la plaza de toros de Málaga. La próxima Feria de Agosto es la oportunidad que buscan muchos para dar el paso y encontrar respuesta a todos sus esfuerzos, que en ningún caso son efímeros. Samuel quiere ser torero y lo demostrará. Son 38 novilladas sin picar las que ha toreado en tres años. En 2013, vio pasar su momento en el Certamen Internacional de Escuelas Taurinas que se celebra en La Malagueta como preámbulo de la Feria. Otro se llevó el premio de debutar al año siguiente con picadores y él busca esa oportunidad que como malagueño se merece, aunque ya no sea alumno de una escuela taurina que le pueda ofrecer ese pasaporte.

-¿En qué momento se encuentra Samuel Ortiz?

-Estoy en un momento muy ilusionado, que me estoy encontrado conmigo mismo. Estoy en el momento de que la gente hable de mí. Eso creo.

-¿Dónde ha encontrado el sitio ideal para ser torero?

-Estoy en Salamanca en el campo. Llevo aquí ocho meses. Es mi tercer invierno aquí aunque esta vez he extendido mi estancia. Entrenando por la mañana y los días que hay campo, pues campo. Una vida ideal, la que todos los toreros sueñan.

-Pero para ser la vida soñada faltaría verse anunciado en los carteles ¿no?

-Sí, pero se hace un aprendizaje que es el ideal para estar centrado, para que no te vengas abajo con nada.

-¿Y eso no lo encuentra en Málaga?

-Vivo en una zona que es la mejor zona de toda Andalucía, pero falta algo que los toreros necesitamos. Nos tenemos que ir de allí. Hay que salir a la zona donde hay campo, donde esté el toro, donde te rodees de los profesionales.

-¿Cuál es el objetivo en mente?

-Mi objetivo es estar en Málaga. Creo que debería estar aunque no me lo haya ganado. Tengo compañeros que han ganado el certamen y yo no tuve la suerte de ganarlo.

-¿Qué le aportó la Escuela Taurina Diputación de Málaga?

-La escuela me ayudo muchísimo. Yo salí porque me empezó a ayudar Valiente (mozo de espadas de El Cid) y me puso en Sevilla, pero después no me han dado la oportunidad de debutar con caballos, entonces me gustaría lograrlo. En el toro hay que tener suerte también de estar bien relacionado.

-¿Siente rivalidad por algún compañero suyo?

-Rivalidad no siento por ninguno. Tengo rivalidad conmigo mismo. El único rival soy yo y yo tendré que intentar luchar por mí. Hasta que yo crea.

-¿Se plantea un límite de tiempo para luchar por esa oportunidad?

-Yo por suerte tengo estudios y si tuviese que retomarlos, lo haría. Estaría bien seguir toreando y ojalá no tenga que hacerlo.

-¿Cómo entonces llega el deseo de ser torero, tal y como están las cosas hoy en día y lo difícil que es funcionar en el toreo?

-Me partí el fémur y dos amigos míos estaban en su pleno apogeo de novilleros. Venían a mi casa y como yo estaba con muletas, cuando empecé a andar me llevaron a entrenar con ellos y me regalaron un capote y una muleta. Lo cogí por jugar, vi aquello y me gustó y, por qué no, probé. Fueron al campo y me llamaron también y me puse delante de una becerrita, y yo sentí algo que me llenó tanto por dentro que otra cosa no me llena. Cuando medio aprendí el oficio, volví al campo. Fernando Cámara (Director de la Escuela Taurina Diputación de Málaga) me propuso que si me lo tomaba en serio toreaba el certamen de Canal Sur. Tuve la oportunidad de ir a ése y a varios certámenes por la Comunidad de Madrid y después en Málaga y al canal Extremadura y al año siguiente año, en Sevilla. Salí de la escuela me vine a Salamanca y estaba en contacto con el toro y rodeado de profesionales.

-¿No se extrañaron sus amigos?

-Cualquier chaval de hoy en día si te pregunta se extraña y te dicen "si yo soy antitaurino". A mí en ese tema no me gusta entrar, cuanta menos razón se les dé, mejor. Si me respetas, yo te respeto a ti. Tampoco hay que darle importancia a ellos. No oculto nada porque voy a hacerlo sí o sí, a quien le guste bien y a quien no...

-¿Y la familia cómo se tomó la decisión?

-Mi familia me apoyó en todo, cerca mía, siempre. Me dijeron que lo que yo decida ser en mi vida que lo intentara. Que estudiase pero que nunca me quede con la conciencia de que no lo he hecho o conseguido porque no lo he dado todo de mí.

-¿Dice que lo que ha sentido toreando no lo había sentido antes ni lo ha sentido posteriormente con nada más?

-Es algo que se siente conociendo el animal y que pase muy cerca de ti. Es una sensación que no sientes con otra cosa. Hay gente que lo siente con una guitarra, hay gente que lo siente pegando una patada al balón; yo lo siento con el toro. Es una manera de expresarte, para querer decirle a la gente algo lo expresas toreando.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios