La muestra de Delvaux de la Fundación Picasso se amplía

  • Las obras del pintor belga se centran en la maternidad y el pasado clásico

La exposición de Paul Delvaux, inaugurada el pasado 31 de enero por la Fundación Picasso, se amplió ayer en las salas de la Casa Natal del artista malagueño con piezas centradas en dos de los temas que trató el pintor belga, la maternidad y el pasado clásico.

El Delvaux más tradicional, más directo y menos enigmático aparece en las obras dedicadas a la maternidad, un tema que recrea gracias a su profundo conocimiento de la historia del arte occidental, según informó ayer el Ayuntamiento de Málaga en un comunicado.

Dadas las vinculaciones de Delvaux con el surrealismo, la pintura metafísica y otros movimientos de la época, es inevitable citar las investigaciones de Freud sobre la relación materno-filial, además de la gran importancia que tuvo la madre en la infancia del artista belga.

Por su parte, el interés por la Antigüedad grecorromana se remonta también a la infancia del artista, cuando en sus años escolares, guiado por un profesor que dejó en él una profunda huella, leyó las grandes obras de Homero, Virgilio y Ovidio.

Junto a la presencia de imponentes templos clásicos inspirados por sus viajes a Italia, Delvaux pintó y dibujó numerosas versiones de mitos clásicos como Pigmalión, Leda o Venus, recreó episodios históricos como las batallas de Julio César y recuperó ciudades perdidas como Pompeya.

En esta sección se muestra como pieza principal la pintura El retorno de Ulises, junto a sus bocetos, que finalmente quedó inconclusa y que continuó Giorgio de Chirico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios