"Somos músicos, y se supone que tenemos mentes creativas"

  • Jarabe de Palo ha buscado un modo de no aburrirse de sus canciones y de hacer algo diferente y el espectáculo resultante lo llevan esta noche al Teatro Cervantes

Comentarios 1

Reciclando Tour es la razón por la que Jarabe de Palo va esta noche al Teatro Cervantes. Este espectáculo muestra una cara distinta de Pau Donés y de sus canciones. Un poco de humor para pasar el mal rato que el músico se lleva con las descargas ilegales de sus discos.

-A Jarabe de Palo le gusta lo sencillo, ¿no? Pero ahora se lanza a los teatros con corbata, ¿ganas de cambiar?

-Principalmente por eso, porque llevábamos mucho tiempo tocando al uso, despeinados y llegó un momento en el que nos planteamos darle la vuelta al repertorio, tocar los éxitos de Jarabe de Palo de otra manera y, de paso, disfrazarnos y darle un aspecto más teatrero a un grupo que hace pop-rock mestizo.

-¿Y cómo lo hicieron?

-Pues metemos a un presentador, que es Andreu Buenafuente, introducimos el intermedio, y de tanto liarnos sale Reciclando, que no es más que un espectáculo que está entre un concierto y un musical, que no es, en el que el hilo conductor es la música. Además de escuchar las canciones se puede reír.

-¿Reír? ¿Se ha pasado Pau Donés al monólogo?

-[Risas] Está Buenafuente con caracterizaciones de personajes del mundo de la música. Y nosotros también, pero dentro de nuestras posibilidades. Son casi dos horas de mucha música y también de risas. Continuamente ocurren cosas, pero no puedo desvelarte los secretos.

-¿Tanto cambian las canciones?

-Sí, sí. Lo que no cambian son las letras y las melodías. Fíjate que en principio íbamos a tenerlo sólo en primavera y lo vamos a mantener hasta otoño. Y de esto va a salir un disco. Creo que las canciones han mejorado mucho, son mejores.

-¿Estaba cansado de tocar las mismas canciones?

-No, no, no es por eso. Es que somos músicos, y se supone que tenemos mentes creativas, e inquietudes artísticas y musicales, y te puedes apalancar o no, y hemos preferido no hacerlo.

-Parece un punto de inflexión en sus doce años de carrera.

-No, no es un punto de inflexión Nunca lo hemos buscado premeditadamente. Tenemos una manera de hacer que nos gusta, y somos artesanos de nuestras canciones: nos curramos las melodías, las letras... Lo que intentamos es mejorar. Luego hay canciones y discos que gustan más o menos.

-¿Cuál de los suyos le gusta menos?

-A mi ninguno, a mí me encantan todos. Quizá me guste más ahora el último porque es el último. Todas las canciones me han salido del corazón, si no no las hubiera escrito. Escribir música tiene que ver con mi necesidad de expresarme.

-Cuando empezó decía que no sabría si seguiría, por aquello de que la fama le había caído encima.

-Mi problema principal no ha sido con la fama, que la he llevado muy mal, sino con la valoración que tiene la música actualmente, eso de que tiene que ser gratis y que los músicos somos floreros. El mundo de la música se ha convertido en algo extraño. Me ha tocado un poco los huevos eso, que se nos considere gente que estamos al servicio de los demás.

-¿Ha notado una degradación?

-Sobre todo últimamente. Y está bien claro, la gente puede robarnos la música y no pasa nada.

-Pues en sus conciertos habrá gente que le haya robado algún disco.

-Hombre, sí. Pero eso no quiere decir que no me pueda quejar. Si te dejan robar y no te dicen nada pues todos robamos, y yo no lo he hecho nunca porque no podría quejarme.

-¿Y Jarabe de Palo ha robado alguna vez al componer?

-Si me sale, lo quito inmediatamente, salvo que lo haga premeditadamente; en Adelantando uso una frase de Los Ilegales. A veces, puede pasar, porque los músicos somos una esponja, me doy cuenta y tiro la canción a la basura.

-¿Le ha robado alguien?

-No, tampoco me fijo mucho, me da igual. A mí, lo que me importa, es ser original en lo mío.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios