La novela negra de 'La suite de Manolete' llega cargada de misterio

  • "No es una biografía sobre el torero", declara el autor, pese a que trata del mundo taurino y de toda su intriga y pasión

Estamos en el Madrid de los años 40. Jon Garcés muere. Está escribiendo una biografía sobre Manolete, el mítico torero cordobés. Aparentemente se trata de un suicidio pero con el paso de los días, sus dos mejores amigos llegan a la conclusión de que no fue así y que la causa secreta de su muerte está relacionada con la escritura de la obra. A su vez, ésta coincide con el lanzamiento de una película, La suite de Manolete producida por Carlos Colomer, influyente magnate de la prensa que siente una fascinante atracción por el torero. Así comienza la trama de intriga y misterio que rodea la última novela del cordobés Joaquín Pérez Azaústre, La suite de Manolete, ganadora del IX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones y que presentó ayer en la caseta que la entidad financiera tiene instalada en el Paseo del Parque con motivo de la 38 edición de la Feria del Libro de Málaga.

"Yo no quiero mentir a nadie. No es un biografía sobre Manolete" recalca Pérez Azaústre mientras firma libros a sus lectores y comenta la complejidad de la obra. El escritor subraya lo grato que es recibir un premio con el nombre de un personaje tan importante para él como es Fernando Quiñones. "Es todo un referente para mí. Un claro ejemplo de metaliteratura", asegura el autor. El libro es una novela negra que se desarrolla en dos planos, uno ambientado en el Madrid de los años 40 y otro en el de los 90. El que investiga las causas reales de la muerte de Jon Garcés y el de la biografía de este personaje.

Pese a todo, Azaústre no se define como taurino aunque respeta la tradición y confiesa que lo que le atrae "es lo que tiene de literario el mundo del espectáculo taurino y la tauromaquia en general".

Para definir la obra, el autor recurre a la frase que adorna la contraportada del libro: "Una novela negra con paisaje de Manolete al fondo" mientras añade que es la soledad la principal protagonista de la historia que acompaña a los personajes desde el principio hasta el final. "Se trata de una historia que habla de la soledad, haya éxito o fracaso, una soledad que aparece al principio ya al final acompañando a los personajes sin dejarlos solos ni un instante". Pero se detiene y recalca: "Aunque aparece la figura femenina, mujeres que destacan en la obra para los protagonistas como una redención a esa solitaria visión del mundo".

Manolete aparece en la obra como "el termómetro moral de la novela" si bien sirve como hilo conductor en la investigación que se hace sobre la muerte del autor de la biografía del torero y apunta que eligió al mítico Manolete porque "pertenece a la Córdoba de mi infancia" y para él simboliza esa ciudad. Pérez Azaústre confiesa que es una "novela muy arriesgada y muy criticable" y aunque "cumple con los cánones de novela negra" como él mismo afirma, "es una apuesta formal muy inusitada" que puede dar lugar a diversas opiniones.

Joaquín Pérez Azaústre nació en Córdoba en 1976, aunque actualmente vive en Madrid donde da forma a sus novelas y, sobre todo, poemas. Precisamente como escritor de poesía ha obtenido algunos de los premios más prestigiosos. Ganó el Premio Adonais con el libro de versos Una interpretación (2001) y el Premio Internacional Fundación Loewe de Creación Joven con El jersey rojo (2006). También en 2006 escribió su segunda novela El gran Felton y dos años antes, en 2004 América, que junto con La suite de Manolete suma tres obras que marcan el ritmo ascendente de una trayectoria literaria más que exitosa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios