Desafíos culturales de andalucía

Por una nueva generación de lectores andaluces

  • El sector del libro ha experimentado un notable crecimiento en las últimas décadas. El nuevo Plan Estratégico para la Cultura en Andalucía ampara una batería de medidas para su impulso definitivo

Comentarios 0

El Pacto Andaluz por el Libro pretende colocar al libro y a la lectura en el centro de atención de la vida ciudadana como motor de cambio de sus hábitos culturales en tanto se considera que "una sociedad lectora es una sociedad culta, capaz de ejercer su libertad, competente profesionalmente y encaminada a una mejor consecución de la riqueza" y del "adecuado desarrollo social". La realidad demuestra que en Andalucía aún queda mucho por hacer. Según los datos del último Barómetro de Hábitos de Lectura y compra de libros, presentado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), el porcentaje medio de lectores andaluces mayor de 14 años se sitúa cuatro puntos por debajo de la media española (datos correspondientes a 2006). Por comunidades autónomas, Andalucía ocupa los últimos puestos en índice de lectura junto a Asturias y Castilla La Mancha, siendo sólo superada por Galicia y Extremadura.

Los análisis previos a la elaboración de nuevo Plan Estratégico para la Cultura en Andalucía (PECA), relativos al sector del libro y biblioteca, no son más optimistas. Según el PECA, el sector editorial andaluz tiene en la actualidad escaso peso en el conjunto de la actividad andaluza. El mapa de librerías sitúa a Andalucía entre las siete comunidades que están por debajo de la media española. Sin embargo, parece que la situación ha mejorado bastante desde la década de los 80, creciendo en número las editoriales asentadas en la región y mejorando la calidad de sus productos. Según los datos aportados por la consejera de Cultura, Rosa Torres, durante la reciente XXI Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), en la que estuvieron representadas una treintena de editoriales andaluzas, el sector del libro se situó el año pasado con 49 millones de euros en ventas en el mercado interior en el cuarto lugar del ranking del sector editorial español tras Cataluña, Madrid y el País Vasco. En 2006, las 82 editoriales andaluzas publicaron un total de 2.944 novedades y produjeron unos seis millones de ejemplares, con una tirada media de 2.045 ejemplares por título.

Pese a las cifras alentadoras, el PECA considera prioritario invertir en la modernización de las infraestructuras del sector y en la incorporación de las nuevas tecnologías, un requerimiento que, según se apunta, se comienza ya a percibir no sólo en la edición, sino en la propia estructura empresarial, en su modelo de gestión y en la comercialización del producto.

Como objetivos estratégicos para potenciar el desarrollo del sector en Andalucía durante los próximos cuatro años se plantea impulsar la producción y la creación literaria "garantizando su riqueza y la diversidad cultural"; fomentar el libro y la lectura como "instrumento para el desarrollo integral de la persona"; adaptar el sector "a los nuevos retos tecnológicos y del mercado" y extender los servicios del Sistema Andaluz de Bibliotecas y Centros de Documentación a la ciudadanía andaluza, "sea cual sea el lugar del territorio en el que habite". El plan para el sector del libro y biblioteca, que contempla más de una treintena de programas específicos, cuenta con una previsión financiera de más de 95 millones de euros.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios