La onda del viejo nuevo flamenco en japonés

Esta grabación, producida por el propio cantaor, acaba con una fiesta en el barrio de Santiago. También encontramos a Jin Oki en varios de los cortes de esta entrega, aunque incluye otras guitarras como las de Domingo Rubichi, Diego del Morao, Paco Cruz, el Fity, Juan Grande y Cañizares. Con el hijo de Moraíto ejecuta unas bulerías tradicionales jerezanas. Rubichi pone las cuerdas en una soleá morosa, solemne, con letras y melodías tradicionales de Joaquín el de la Paula y de la Serneta.

Los tangos que ejecuta con Jin Oki, en los que se acuerda de la Niña de los Peines y su guruguru y de los sones tradicionales gaditanos, completan el repertorio de flamenco clásico de este disco. A mis niños es una canción por bulerías pegadiza sobre una melodía propia. Los fandangos Una carta, se articulan sobre un estribillo que sirve de transición para una serie de variaciones instrumentales y una melodía onubense cantadas en japonés.

En la misma onda del viejo nuevo flamenco, Estaré para ti, diciendo la mima melodía, y tal vez la misma letra, en castellano y japonés, y donde, de nuevo, lo instrumental es lo dominante.

Takamitsu Ishizuka Producido por T. I. Con la colaboración de Jin Oki, Domingo Rubichi, Juan Manuel Cañizares, Diego del Morao. Tone Tone.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios