'Dirty Dancing': De la pantalla al teatro

  • La icónica película, estrenada en 1987, se ha trasladado al formato musical

  • El montaje recalará en el Cervantes del 12 de julio al 6 de agosto

De la pantalla al teatro De la pantalla al teatro

De la pantalla al teatro

Ella es una joven de la alta sociedad, inocente, generosa y aún bajo la protección de su padre. Él, un chico que sobrevive de la mejor manera que puede, bailando para los ricos en un hotel. Dos mundos opuestos chocan cuando un amor mal visto vence las limitaciones impuestas y propias. Toda una generación consideró, y todavía lo hace, a Dirty Dancing como una película icónica. No era solo una historia romántica con mucho ritmo. También hablaba de temas espinosos para los años 80 como el racismo o el aborto. En 2004, en Australia, la magia de la pantalla se trasladó a las tablas del teatro en formato musical. Después de triunfar en buena parte del mundo, la productora LetsGo Company -responsable de éxitos como The Hole- quiso hacer suyo el espectáculo, convocar a un reparto nacional e iniciar la etapa española. En diciembre de 2016 se estrenó en Madrid y en el Teatro Nuevo Alcalá han tenido que colgar el "no hay billetes" en multitud de ocasiones. En breve comienzan una gira que les traerá a Málaga. La cita será del 12 de julio al 6 de agosto.

El Teatro Cervantes será el escenario que acoja las 31 funciones programadas, cuyas entradas ya están a la venta con precios que oscilan entre los 18 y los 60 euros. Los actores protagonistas, Amanda Digón y Christian Sánchez, que interpretan a Baby y Johnny Castle, llegaron ayer a la ciudad para presentar el espectáculo que cerrará, junto al Festival Terral, la temporada del espacio municipal. La versión teatral, que intenta ser absolutamente fiel a los fotogramas de la cinta, está dirigida por Federico Bellone y pondrá sobre el escenario a 25 actores y músicos. Detrás, un potente equipo técnico formado por casi medio centenar de profesionales obrará la magia para transportar a los espectadores a aquel tiempo evocador, a aquel caluroso verano que supuso el despertar sexual de Baby y el final de la fachada de tipo duro de Johnny.

La obra, protagonizada por Christian Sánchez y Amanda Digón, hará en Málaga 31 funciones

"Intentamos trasladar los puntos fundamentales de la película con una escenografía particular y en un montaje en el que no se baja el telón", explicó ayer la responsable de Relaciones Externas de la productora LetsGo, Cristina de Póo y apuntó que "el vestuario respeta la ambientación de los años 60 de la película". Para el actor Christian Sánchez supone "un placer representar a personajes como éstos en una adaptación tan fiel, la gente viene a ver lo que ya conoció en el cine". El protagonista del musical consideró que "estos personajes marcaron un hito en su época, rompieron tabúes y hablaron de temas controvertidos como el aborto y el sexo, la familia que no acepta la relación, hay temas que no han pasado de moda y con los que aún los espectadores se sienten identificados".

Pero también llevar a la escena el carismático personaje que interpretó Patrick Swayze también supone para el actor "un reto" importante. "Cuando supimos que estábamos dentro del musical, ni Amanda ni yo volvimos a ver la película porque quisimos generar personajes a partir de nuestra verdad, protagonistas que no son clichés, con sus miedos y sus inseguridades", agregó Christian Sánchez. Para Amanda Digón, el espectáculo "tiene mucha magia" y asegura que la primera avalancha de público en Madrid "eran los fans de la película". Por tanto, también supone una gran responsabilidad y trabajo "conseguir que cada escena cuente, por muy pequeña que sea, y que se pueda transmitir lo mismo que se hizo en la gran pantalla".

Las canciones se cantan en inglés y algunas suenan como banda sonora dentro de la trama. El exterior y el interior del hotel, la habitación de Johnny, el bar de los empleados... "no falta nada, ninguna escena", confirmaron los responsables de la producción que ha atraído tanto a grupos de adolescentes que nacieron mucho después del estreno del largometraje como a personas que se emocionaron y bailaron con las canciones que marcaron una época.

"Hemos tenido un 100% de ocupación diaria en Madrid durante muchos días", señaló la responsable de Relaciones Externas de la productora. Del Póo apuntó que ya tienen plazas aseguradas hasta 2018 y esperan repetir el éxito en la gira que comienzan. Estarán en Logroño, Vigo, Burgos y Jerez antes de llegar a Málaga. Aunque es aquí donde se instalarán casi un mes con pases diarios, incluidos los lunes, hasta el 6 de agosto.

El musical ha sido adaptado por Eleanor Bergstein, la misma guionista de la película rodada por Emile Ardolino en 1986 y estrenada un año después. Coincidiendo con el 30 aniversario de su llegada a los cines, LetsGo ha invitado a las funciones españolas a Bergstein, que vendrá desde Nueva York para celebrar la efeméride.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios