Las intrigas y pasiones de Fernando Marías se llevan el Primavera de Novela

  • Con 'Todo el amor y casi toda la muerte' el bilbaíno relata una experiencia vivida y se alza con los 200.000 euros del galardón

El escritor bilbaíno Fernando Marías se hizo ayer con el Premio Primavera de Novela, dotado con 200.000 euros, por Todo el amor y casi toda la muerte, un relato que trata, en opinión del premiado, de un hombre perdido que está buscándose y de tres mujeres, una real y dos fantasmas. Una sugerente idea para una trama, que según explicó el propio Marías tras conocer el fallo del prestigioso galardón, le vino inspirada por una experiencia "increíble", que vivió, y que seguro que no se la creen, pero ocurrió".

Y es que el novelista, guionista y editor se fue a pasar unas vacaciones a un hotel de lujo con una mujer con la que estaba comenzando una relación y en la habitación, al parecer, no estaban solos; había dos mujeres fantasmas. Así que el autor convivió una semana con las tres mujeres, con las que mantuvo relación, incluso sexual. Una historia que le obsesionó durante años, dijo. Esto ha dado origen a esta novela que trata "de un hombre perdido que en un momento dado decide buscarse y del trato y diálogo con estas tres mujeres". Todo un homenaje también a las mujeres del siglo XXI porque estas "tres mujeres no se resisten a vivir sometidas". Las mujeres nos adelantan por la izquierda al poder masculino -explica Marías- y eso está provocando un hermoso terremoto. Quien hoy no se pare a escuchar a las mujeres se perderá todo. Este libro también es una metáfora sobre el deseo que nos atenaza y nos somete; pero sin el cual no se puede vivir porque da sentido a nuestras vidas".

Para el crítico Ángel Basanta, miembro del jurado que ha fallado el premio, la novela ganadora, que discurre en dos tramas "es una historia que tiene muchas lecturas y que no dejará indiferente al lector. Tiene intriga policiaca pero también contiene una historia convertida en tragedia, que sucedió a finales del XIX y principios del XX y que se proyecta con unos crímenes que se investigan en el XXI. Todo ello, además, con un componente fantástico al final".

En la misma edición, la escritora María Tena (Madrid, 1953) ha quedado finalista con La fragilidad de las panteras, una novela de mujeres, pero que "interesará mucho también a los hombres", en opinión de Antonio Soler, miembro del jurado, quien ha destacado que se trata de una historia de tres hermanas y una madre, "al estilo de una Bernarda Alba refinada". Para Tena, que ha hecho una defensa de este premio por su altura literaria, esta novela "no es de vampiros, ni de asesinatos, ni es novela histórica. Pero tiene algo de todo ello porque es una novela sobre la aventura de escribir y sobre la pasión".

Nacido en Bilbao en 1958 y residente en Madrid desde 1975, Marías es novelista, guionista ocasional de cine y editor, y ha merecido con anterioridad premios como el Nadal 2001 por El niño de los coroneles, el Ateneo de Sevilla 2005 por El mundo se acaba todos los días; el Nacional de Literatura Infantil y juvenil 2006 por Cielo abajo (por la que también mereció el Anaya de Literatura Juvenil), y el Gran Angular de Literatura Juvenil 2008 por Zara y el librero de Bagdad.

A su vez, María Tena es autora de las novelas Tenemos que vernos y Todavía tú. Ha publicado también cuentos y microrrelatos en diferentes antologías. El jurado que ha fallado este galardón, que convoca cada año Espasa Calpe y Ámbito Cultural El Corte Inglés, ha estado presidido por Ana María Matute, que no asistió al fallo, y formado por Antonio Soler, Ángel Basanta, Ramón Pernas, Ana Rosa Semprún y Miriam González, como secretaria sin voto. En la pasada edición del premio, al que este año se han presentado 303 originales, resultó ganador el escritor chileno Luis Sepúlveda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios