Tan personal, tan político

  • La Fundación Málaga impulsa la edición del ensayo colectivo 'Coordenadas. Pensar la sociedad en clave feminista', que mañana se presenta en el Thyssen

Remedios Zafra. Remedios Zafra.

Remedios Zafra. / EFE

Desde que el pensamiento feminista asumiera el lema Lo personal es político, propuesto por la recordada Kate Millet, la adopción de una óptica feminista para una interpretación de los procesos sociales constituye aún, en gran medida, una cuestión por hacer. Con el ánimo de ofrecer algunas respuestas, pero mucho más aún de seguir haciendo preguntas, nace el ensayo colectivo Coordenadas. Pensar la sociedad en clave feminista, que edita la Fundación Málaga y que ha coordinado la escritora y gestora cultural Cristina Consuegra. Una veintena de autoras (entre las que se incluyen tres varones) abordan así la definición de un marco social feminista para el presente en un volumen que se presentará mañana miércoles 15 a las 20:00 en el Museo Carmen Thyssen (C/ Compañía, 10) con la presencia de algunas de las firmas participantes: la propia Cristina Consuegra, Enrique Benítez Palma, Herminia Luque, Isabel Guerrero y Rosa del Mar Rodríguez darán a conocer a los asistentes los contenidos de un proyecto que, previsiblemente, tendrá continuidad con futuras nuevas entregas. Berta Ares, Pepa Babot, María Luisa Balaguer, Concepción Cascajosa, Santi Fernández Patón, Toño Fraguas, Laura Freixas, Juana Gallego, Susana García Bujalance, Rosario Izquierdo, Lola López Mondéjar, Marta Macho Stadler, Beatriz Rodríguez, Ana Sedeño y Remedios Zafra completan la nómina de implicadas, en un paisaje intelectual que aborda distintas disciplinas, ópticas y alcances con un objetivo común: aclarar de qué hablamos cuando hablamos de feminismo.

Explica Cristina Consuegra a Málaga Hoy que la variedad temática es así amplia, con artículos en torno a las distintas manifestaciones culturales, con mayor o menor ambición académica o con distintos elementos de análisis. Aunque destaca la coordinadora del volumen una tendencia notoria entre muchas autoras a narrar experiencias personales en sus textos: "Parece ser verdad que lo personal y político, lo público y lo privado, se diluyen cada vez más, como si hubiera la necesidad de sustentar determinados argumentos en contextos particulares y domésticos", apunta al respecto, y explica: "Durante mucho tiempo, el feminismo consideró esencial la separación radical de la esfera pública y la privada. Sin embargo, lo radical de esta escisión, aunque pudiese resultar necesaria, ha alimentado la pervivencia de no pocos clichés patriarcales. A la hora de pensar el feminismo en clave social, tal vez va siendo hora de ahondar en la frontera entre lo personal y lo político, allí donde ambos llegan a confundirse, para encontrar herramientas que nos permitan realmente acometer cambios importantes en la sociedad a favor de la igualdad". Este nuevo paradigma pasaría por la incorporación a la sociedad de determinadas actitudes y visiones que tradicionalmente han asimilado las mujeres en sus ámbitos más personales, "como escribe Carolina León en su libro Trincheras permanentes: la posibilidad de trasladar al modelo social todo lo relativo a los cuidados que se dan en el espacio doméstico podría abrir puertas más que interesantes para conseguir una evolución satisfactoria".

Tras el acto de mañana en Málaga, Coordenadas tendrá otras presentaciones en Madrid, Barcelona y Sevilla con otras de las autoras convocadas. Y es que pocas causas resultan hoy tan oportunas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios