Una preliminar disfrazada de final

  • La práctica totalidad de murgas y comparsas de la tercera sesión aspiran a obtener algún premio en el Concurso de Canto. La participación del único cuarteto recuerda la escasa vitalidad de esta modalidad

El sorteo fue caprichoso este año y deparó que algunas de las más laureadas agrupaciones se dieran cita en la tercera preliminar, celebrada en la madrugada del pasado martes, lo que propició el lleno del Alameda. El nerviosismo de la jornada helaba las manos de los aficionados y sólo el calor de los aplausos disipaba la tensión del momento. Los favoritos no defraudaron.

Tres comparsas participaron en la sesión. Vendiendo flores, canasto en mano, llegó La pregonera desde Ronda. Sus femeninas voces sólo necesitaron 21 minutos para deshojar un repertorio que encandiló al público. Algunos la llegaron a comparar, por femenina y profunda, con el primer premio del año 2000, La era de Acuario.

La comparsa del tándem Gallego-Lanzas se presentó bajo el título de La misión, en homenaje a los maestros de escuela de la segunda República española, fusilados durante la Guerra Civil. El nombre del granadino Dióscoro Galindo suena en el escenario porque fue compañero de muerte del poeta Federico García Lorca. Los enseñantes tienen claro que llevan "una vida entera dentro de una escuela / y sólo he aprendido que malagueño he nacido / y no sé cómo se enseña".

El gran musical, de Jesús Gutiérrez El Guti, tras un año de descanso, llegó con aires percheleros para cambiar una de sus veladas en el neoyorquino Broadway por el Alameda. Las melodías las reparten este año personajes de los más famosos musicales: Cabaret, La bella y la bestia... incluso la estatua del Cenachero tarareó desde la Plaza de la Marina Cantando bajo la lluvia.

La murga de Pariente, Los maestros liendre, hizo buena la frase de "el que de to sabe y de na entiende". Se definen como "mu de Málaga o malaguitas" y pasan sus jornadas metidos en la peña Ole Yo, porque las cosas zon como zon, decorada con fotos de la ciudad, del desaparecido futbolista Juanito y del primer edil de los malagueños. No faltan, tras una taurina barra, las bufandas del Málaga C.F. y del Unicaja. Aplican su sapiencia al explicar en el estribillo como debe ser éste, ya que conocen que lo idóneo es que sea corto y pegadizo, pero hacen lo contrario. Se les puede aplicar la malagueñísima frase: "De Málaga el peine pa que no peine". En el aspecto físico, son la antítesis de la metrosexualidad. Al ritmo de La Bamba sentencian: "Para vivir en la Palma / para vivir en la Palma se necesitaý / tener un piso en la Palma". Destacó el papel de uno de los componentes, que tras morir por juramento ajeno en el primer cuplé, quedó inmóvil sobre las tablas durante el resto del repertorio.

Hasta lo zojo trajo el regreso, tras varios años sin participar como autor, a Jorge Montesinos El chino. Deben agua en Loja podría ser su eslogan en términos castizos. Llevan una enorme tarjeta de crédito clavada en la espalda y son perseguidos por un cobrador de morosos que les reclama sus recibos atrasados. En el popurrí terminan paseando una casita, como si de un trono se tratase, que luce un cartelón hipotecario. "¿Qué se le dice a la hipoteca? Fea, fea, fea!", coreaban.

Los enganchaos, de Benjamín Pastor, escenifican la vida de un pajizo adolescente que por no perder tiempo delante del ordenador, decide sondarse para evacuar sus micciones. El público participó con ellos para aplicar la monárquica frase de "¿por qué no te callas?", dirigida a todo aquel que no guarda silencio para escuchar las coplas carnavalescas. Mandaron callar a medio teatro, hasta que llegaron a una escotada chica rubia que hablaba por móvil y entonces tornaron al "¿por qué no me llamas?".

La modalidad de cuarteto está necesitada de mayor participación para propiciar que sea competitiva. Al cielo con ella es la única agrupación de estas características del concurso de este año y parodiaron a terroristas del R.I.P. (Región Independiente Paleña). Tres encapuchados dieron un comunicado, en representación de los independentistas deEl Palo, islamitas y etarras. Pidieron a la Fundación Ciudadana del Carnaval amnistía para el paleño Mikel Dían, comparsista vetado del concurso desde hace varios años. Contó en la figuración con el Mocito feliz, que no abrió su boca, de lo contrario hubieran sido descalificados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios