Premios

El presidente de la Academia de Hollywood promete unos Oscar "realmente diferentes"

  • Sid Ganis aprovecha el tradicional almuerzo de los nominados para avisarles de que la gala de este año entrañará "riesgos".

Comentarios 4

Tras varios años perdiendo audiencia, los organizadores de los Oscar prometen que la gala de este año será "realmente diferente". Fue el presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, Sid Ganis, el que aprovechó el tradicional almuerzo con el que todos los años agasajan a los nominados para avisar que la gala de este año será un intrépido espectáculo que incluso entrañará algunos "riesgos" para los propios candidatos.

La ceremonia de entrega de la edición 81ª de los premios de la Academia de Hollywood estará presentada por el actor australiano Hugh Jackman, un debutante en estas lides que será el encargado de conducir una gala que prometen será totalmente rompedora. "El espectáculo tomará riesgos llenos de audacia. Las categorías se presentarán de un modo completamente diferente", prometió Ganis.

Además, en su intervención ante los más de 100 nominados en el almuerzo celebrado en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles no sólo les aconsejó que estén alerta por los peligros de una gala que pretende ser tan "intrépida" y "temeraria", sino que también aprovechó la ocasión para exigir brevedad a los ganadores en sus discursos. "Sean breves, sean personales y sean sinceros. Tienen 45 segundos", recordó el presidente de la Academia.

Los que no quisieron adelantar ningún detalle sobre la gala que tendrá lugar el próximo 22 de febrero en el Teatro Kodak de Los Ángeles fueron los productores del evento, Laurence Mark y Bill Condon (productor y director, respectivamente, de Dreamgirls), que como Jackman debutan en los Oscar. Este dúo será el encargado de revitalizar una gala que, a pesar de seguir siendo uno de los eventos más mediáticos del planeta, año a año va perdiendo audiencia. La edición del año pasado, que estuvo conducida por el cómico estadounidense Jon Stewart, registró una audiencia mínima de 32 millones de espectadores en EEUU, casi ocho millones menos que los que vieron la gala de 2007, que presentó Ellen DeGeneres.

Al almuerzo organizado por la Academia acudieron la gran mayoría de los nominados, como Sean Penn, Kate Kinslet, Mickey Rourke, Robert Downey Jr. o Marisa Tomei. Y entre ellos Penélope Cruz, que opta al Oscar a Mejor Actriz de Reparto por Vicky Cristina Barcelona y voló a Los Ángeles tras recibir en Madrid el Goya a la Mejor interpretación femenina de reparto. "Quiero disfrutar cada momento de esta aventura", aseguró la actriz española, visiblemente cansada.

Aunque también hubo ausencias destacadas, como Brad Pitt, Angelina Jolie o Meryl Streep. De cara a la ceremonia del próximo día 22, las grandes favoritas son El curioso caso de Benjamin Button, la cinta protagonizada por Pitt, que cuenta con 13 nominaciones, y Slumdog Millionaire, que opta a menos premios, 10, pero fue la triunfadora de los Globos de Oro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios