Los promotores musicales quieren que su sector "sea privado al 100%"

  • Los profesionales, que están reunidos en Córdoba, no están de acuerdo en que "el dinero público se utilice para hacer conciertos" gratuitos o con entradas a bajos precios.

Los promotores musicales de España, que celebran su asamblea anual en Córdoba desde ayer, quieren que "se haga una industria que sea privada al 100%" ya que hasta el momento han tenido que competir con las instituciones públicas, que pagan más caché por los artistas y luego venden las entradas a precios inferiores. "Como promotores no podemos entrar en ese juego", sentenció Pascual Egea, presidente de la Asociación de Promotores Musicales de España (APM).

Por su parte Iñigo Argomáriz, expresidente de la institución, apuntó que es necesario que las administraciones públicas coordinen y potencien pero que no hagan la competencia a lo privado. "Nosotros somos empresas privadas que creemos que la música hay que pagarla y que las entidades públicas lo que deben hacer es coordinar con lo privado y potenciarlo al máximo" y "no estamos de acuerdo en que el dinero público se utilice para hacer conciertos para competir con los promotores", aclaró.

A esta reunión, que finaliza hoy en el Alcázar de los Reyes Cristianos, han acudido más de 50 representantes de 43 agencias promotoras procedentes de País Vasco, Cataluña, Galicia, Baleares y Andalucía, entre otras comunidades autónomas. En esta asamblea se han aprobado los presupuestos anuales y se ha debatido sobre cómo está cambiando la industria, cómo seguir trabajando y las preocupaciones del sector como el intrusismo o la relación con la Sociedad General de Autores.

Argomáriz explicó que la crisis económica actual repercute directamente en el consumo "y estamos viendo que la oferta es mayor que la demanda". Así, el país no está preparado "para cubrir todas las expectativas que tenemos los promotores de tantos conciertos que hacemos".

Aún así, las perspectivas "son buenas porque hay una gran afición a la música en España" pero es necesario que haya "una labor de crear clubes y que la gente corra el riesgo de ir a ver bandas nuevas, música en directo. Ese es el reto que nos queda como país", señaló Argomáriz.

Por su parte, Juan Miguel Moreno Calderón, delegado de Cultura del Ayuntamiento, manifestó ayer en la asamblea a los promotores que el trabajo que hacen "es muy importante porque genera una actividad económica grande, muchos puestos de trabajo".

Además el delegado confesó que en Córdoba se ha cultivado más la música clásica u orquestal "pero quizás menos el gran espectáculo, la música de masas" y "eso es lo que queremos, que la ciudad sea una referencia en ese aspecto" ya que "está muy bien situada estratégicamente por comunicaciones, tiene una buena oferta hotelera, pero sobre todo tiene una red de espacios escénico musicales bastante buena y de distinto tamaño".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios