La crisis del proyecto de la Capitalidad obliga a Briones a fichar a un nuevo asesor

  • José Francisco Martín del Pozo investigará las propuestas de otras capitales culturales europeas tras el detonante que significó la baja participación en la manifestación popular convocada el mes pasado

Comentarios 2

La candidatura de Málaga a la Capitalidad Cultural de Europa en 2016 ha mostrado las evidencias más serias de su crisis: según fuentes municipales, el escaso respaldo ciudadano con que contó la manifestación convocada el pasado 17 de abril por el Ayuntamiento bajo el lema Todos unidos por la Capitalidad de Málaga, donde apenas se congregaron un millar de personas, ha sido el detonante definitivo para despertar el malestar en el Consistorio, que comienza a desconfiar seriamente en las posibilidades de la ciudad para hacer frente al resto de ciudades españolas, casi una quincena, con las que compite. Las alarmas sonaron de manera tan clara que, a los pocos días de aquella fallida implicación popular, el delegado de Cultura, Miguel Briones se vio obligado a fichar a un nuevo asesor para el proyecto: se trata de José Francisco Martín del Pozo, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras y miembro del Departamento de Filología Inglesa de la Universidad.

El propio Martín del Pozo explicó ayer que sus funciones consistirán, esencialmente, "en viajar a ciudades europeas que sean o vayan a ser capitales culturales en los próximos años, analizar sus proyectos y ofrecer así información al Ayuntamiento de Málaga sobre las líneas en que se desarrollarán las capitalidades en el futuro", atendiendo especialmente "a las carencias que muestren los programas de actividades de estas ciudades, para evitarlas en Málaga y convertirlas así en fortalezas". Martín del Pozo comenzó a trabajar en la Oficina de la Capitalidad en Málaga el pasado lunes 28 de abril, aunque explicó que su llegada "no ha modificado la función" de la misma y que tanto las personas que la integran como sus tareas "continuarán como hasta ahora". En igual medida se pronunció ayer el director del Área de Cultura, Óscar Carrascosa, quien apuntó ayer que el director de la Oficina, Juan Ignacio Martínez Montañés (quien fuera director del Área durante la etapa de Diego Maldonado al frente de la Concejalía de Cultura) "seguirá participando en el proyecto como director técnico en Málaga".

Sin embargo, con la llegada de Martín del Pozo, la situación de Martínez Montañés queda en una situación delicada, precisamente cuando la Oficina de la Capitalidad parece más apartada que nunca del proyecto y su influencia en la candidatura apenas se deja percibir. De hecho, la presencia de su director en actos públicos relacionados con la cultura se ha reducido drásticamente en los últimos años, al igual que sus comparecencias para los medios de comunicación e incluso a la hora de promover la carrera hacia 2016. A la situación estancada de la Oficina se suma el congelamiento del comité de sabios, cuya constitución ha sido anunciada por Briones en diversas ocasiones y del que hasta el momento sólo se sabe que contará con el catedrático de Arqueología Pedro Rodríguez Oliva, quien precedió a Martínez Montañés en la dirección de la Oficina de la Capitalidad. Otra iniciativa frenada es la que preveía la puesta en marcha de una fundación para la Capitalidad integrada por instituciones públicas y privadas, una idea defendida por Diego Maldonado que Briones, sin embargo, considera poco valiosa en la actualidad y sólo útil en el caso de que Málaga fuera designada Capital Cultural de Europa para 2016, lo que ocurriría en 2012.

Frente a estos elementos suspendidos, Briones ha confiado el futuro de la candidatura a Martín del Pozo, quien ha recibido así el cometido de mantener informada al Área de Cultura de lo que se cuece en las capitales culturales europeas. El principal reto al que se enfrenta es el de estimular la participación ciudadana en el proyecto, un aspecto que el Parlamento Europeo considera básico en la adjudicación de las Capitalidades y que en Málaga, actualmente, y tal y como reflejó la baja asistencia en la citada manifestación, se encuentra en graves horas bajas. A ello se suma la consideración de muchos malagueños que preferirían una candidatura compartida con Córdoba, según han reflejado encuestas como la realizada por la edición digital de este periódico; se trata de una opción directamente rechazada tanto por Briones como por el alcalde, Francisco de la Torre, a pesar de que Córdoba es una competidora directa y de que su alcaldesa, Rosa Aguilar, sí ve esta posibilidad con buenos ojos, hasta el punto de haber tendido la mano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios