La puerta hacia mil mundos

  • La cuarta edición de 'Animacomic', el salón malagueño de manga, cómic e ilustración, arrancó ayer entre una gran acogida por parte del público

Pelucas de colores, capas, máscaras, miniaturas, juegos de mesa, espadas de goma, ... Las puertas del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga se abren ante los asistentes, mostrando un maravilloso compendio de universos, acogiendo desde malos de película, hasta protagonistas de series de anime; pasando por personajes de famosos videojuegos. Una amalgama de mundos que excitaban la ilusión de todos los amantes del manga y su cultura adyacente que ayer se dieron cita en la inauguración de la cuarta edición de Animacomic.

El salón de la animación, el manga y el cómic de Málaga arrancó ayer con una enorme afluencia de gente. Tanto es así que a las 12 de la mañana la organización estimaba que la asistencia se había duplicado en comparación con la del año anterior a la misma hora. Algunos tuvieron que aguantar cincuenta minutos de colas para poder acceder al recinto. Autocares procedentes de Madrid y de otros puntos de la geografía andaluza se unieron a todos los malagueños que se acercaron a disfrutar de las numerosas actividades del evento.

Talleres de ilustración digital, concursos de Cosplay, torneos de juegos de mesa, conferencias de dibujantes como Salvador Larroca, primer español ganador de un premio Eisner -los Óscar del cómic- o el concierto de Yammi Tabbi, una almeriense de 15 años que triunfa en Japón, son sólo unos ejemplos de las actividades planeadas para el sábado; pero si no pudieron asistir ayer, no se preocupen. Animacomic también permanecerá abierto todo el domingo con un sinfín de actividades más entre las que destacan demostraciones de impresión en 3D. Además, podrán seguir disfrutando de una exposición "única en España" de 560 miniaturas de Stars Wars. "Una colección que por su extensión y antigüedad, pues cuenta con figuras originales de 1977, creemos que no hay otra igual en España". Explicó la organizadora del evento, Marian Burgos. David Orozco es el dueño de la parte más vintage de esta muestra. De él son las más de veinte miniaturas originales de 1977, año de estreno de la primera película de George Lucas, Una nueva esperanza. "Muchas de estas figuras son piezas que no se pueden encontrar en Europa. Algunas me llevó más de medio año encontrarlas", explica el propietario.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como viene siendo habitual en los últimos años; se acercó al evento. Donde estuvo cerca de una hora admirando la colección de Stars Wars y el diorama del Desembarco de Normandía organizados por la asociación Última Alianza. "Pregunta todos los años por el tipo de miniaturas que vendrán", confiesa la organizadora.

Málaga se sitúa este fin de semana como epicentro nacional de los amantes de esta cultura gracias a Animacomic. Los organizadores esperan superar los 8.000 asistentes del año pasado mientras que los visitantes se muestran más que contentos. "La amplitud y la organización mejoran cada año", explica Francisco Garrido, un malagueño de 38 años que no se ha perdido ninguna de las ediciones anteriores. Pues este año, el evento se celebra en el pabellón central, el más grande del recinto. Sergio López, un cordobés de 20 años, asegura que "es, junto al de Jerez, el mejor salón de Andalucía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios