Una 'puerta verde' en la Axarquía

  • La Junta recupera una vereda que unía tradicionalmente las localidades de Torrox y Frigiliana para uso ciudadano

Aunque dice el dicho que no se le pueden poner puertas al campo, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía lo hizo ayer en la Axarquía. Lo hizo de forma figurativa y le puso el color verde. A un lado de sus imaginarios quicios se encuentran los núcleos urbanos con sus déficits ambientales, a otro la naturaleza más cercana, la Sierra de Tejeda y Almijara, en cuya falda se asientan los municipios de Frigiliana y Torrox.

Y es que desde ayer estas dos localidades del interior de la Axarquía han recuperado una vereda histórica que une ambas poblaciones a modo de cordón umbilical. Se trata, como explicó el delegado provincial de Medio Ambiente, Ignacio Trillo, de recuperar vías para el desarrollo rural y ponerlas al servicio del ecoturismo. Así, gracias al deslinde de las vías pecuarias, que en muchos casos estaban en manos privadas, se ha diseñado un trazado que configura una nueva ruta denominada puerta verde.

"Se han recuperado como espacios públicos y se han adecuado con un material que permite el tránsito adecuado, sin dificultad en los tramos, para que lo recorran senderistas, ciclistas o jinetes", indicó Trillo, que destacó que estos sistemas de movilidad resultan claves para luchar contra el cambio climático.

En este proyecto la Junta ha invertido 143.000 euros, cifra en la que se incluye el deslinde y la adecuación de las vías pecuarias que conforman el trazado.

En lo que se refiere al recorrido de esta nueva ruta, Trillo aclaró que cuenta con dos ramales. El primero conduce desde la población de Torrox hasta el corazón de la Sierra de Almijara en el Parque Natural de la Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama, con una longitud total de 17,30 kilómetros. El segundo de los ramales une el tramo anterior con la población de Frigiliana con una longitud final de dos kilómetros.

En este sentido, el delegado provincial de Medio Ambiente insistió en que el itinerario de esta nueva puerta verde incorpora, casi en su totalidad, cinco vías pecuarias con una anchura de hasta veinte metros, con lo que el deslinde, la restauración y adecuación de las vías afectadas se ha realizado de tal manera que se ha posibilitado no sólo su uso tradicional para la trashumancia, sino también adaptándolas a la nueva normativa relacionada con el ocio en la naturaleza. En la Axarquía, también está previsto que el cauce del río Seco, conocido como el Camino de Algarrobo, se abra en breve plazo.

Asimismo, en el resto de la provincia se pretende incorporar cinco puertas más con una distancia total de 73 kilómetros y una inversión de 2.464.000 euros. La siguiente será entre Marbella y Ronda, donde ayer comenzaron los trabajos de adecuación, que afectarán a un tramo de 42,6 kilómetros.

Otro itinerario marcado es el que se inicia en el descansadero en la barriada malagueña de Puerto de la Torre, hacia Almogía para finalizar en Antequera. La longitud que se ha acondicionado de esta ruta es de 15 kilómetros, pasando por la vía pecuaria de Málaga a Cordel de Antequera. El río Cala en Estepona, con seis kilómetros también entra dentro de este proyecto medio ambiental.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios