Lo que queda de primavera

  • Mirador Pop da un salto y se convierte el próximo fin de semana en el Baluarte de la Candelaria de Cádiz en la gran cita musical de la Bahía junto al Monkey Week · Sr. Chinarro, desde Málaga, destaca en el cartel

Isaac Lobatón, uno de los fundadores de un ¿ente? que lleva el bonito nombre de Mirador Pop, asegura que mientras en el rock la cabeza se mueve de atrás hacia adelante, en el pop se mueve de izquierda a derecha. Con esa premisa, hace dos años, un concierto en la gaditana discoteca Holiday del heterodoxo productor Paco Loco con su trío se transformó en un acontecimiento y el primero de una extensa nómina de conciertos salteados a lo largo del año que desembocaron en un primer festival, modesto, que "al menos no fue una ruina", afirma Lobatón. Así empezó Mirador Pop, como un animador musical de la pobre escena gaditana. Y que esto no les llevara a la ruina les ha animado a un doble salto mortal. El segundo festival Mirador Pop se celebra en la agonía de la primavera el próximo fin de semana en el Baluarte de la Candelaria con un estimulante programa y con dos días de actuaciones y documentales musicales. "Queremos que el festival del Mirador, sin abandonar la programación de conciertos el resto del año, se consolide como la gran cita de la música actual en Cádiz, complementándonos con el Monkey Week, que tiene otro enfoque. Pero podemos marcar el inicio y el final del verano como un referente atractivo para los aficionados". Y así es como desde El Mirador se ve el panorama.

sr. Chinarro

Habrá que hacer el amor. Es la conclusión a la que llega el sevillano afincado en Málaga Antonio Luque en Una llamada a la acción, la canción estrella de su último disco, una joyita titulada Presidente.Queda, qué poco queda, que diría Jeanette, de aquella formación jubilosa en lo externo y oscura en lo interno de principios de los 90 que se integraba en el Colectivo Karma. Aquellos tiempos pasados dejaron una obra magna, El porqué de mis peinados, y algo de malditismo de regusto andalusí. A cambio, lo que queda hoy de Sr. Chinarro, que es Antonio Luque, es un artista luminoso, que es un adjetivo que Luque nunca ha entendido y, posiblemente, un servidor tan poco. Pero uno escucha aquello de "cerca fue del castillo, el de San Sebastián...", de la copla Del montón, y uno comenta mira qué temita aflamencao más luminoso. Algo parecido ocurre con muchas de las canciones de Presidente, que podremos escuchar en el Baluarte, que cierra el festival, se apagan las luces y uno dice pues nada, habrá que hacer el amor.

triángulo de amor bizarro

Estos son gallegos, de la tradición literaria gallega que abarca de Siniestro Total a Os Resentidos -canciones como Isa vs el partido Humanista o Mi hermano carnal les avalan-, y quienes les vieran en el pasado Monkey Week sabrán que en algún momento de sus existencias escucharon a Sonic Youth y algo les pasó. Porque ellos eran unos buenos chicos, unos chicos pop, y ahora, sin dejar de serlo, con armonías pop, se marcan unas distorsiones que pasman. Para bien o para mal, ya que los que somos muy de distorsión nos quedamos tarados hace tiempo y somos muy selectivos con la distorsión. Yo soy de los primeros, de la distorsión clásica, y el trío gallego son más de lo segundo, lo que no les quita gracia cuando se marcan una canción para quitarse el sombrero como El crimen: como ocurrió y cómo combatirlo. Pero es que esa es de distorsión clásica. Incluso si te pones y cierras los ojos, te puedes hacer la idea que estás escuchando al viejo Iggy con los Stooges.

la habitación roja

Cuando El Zurdo, célebre falangista de la época de la movida madrileña, o lo que fuera aquello, y líder de una aseada banda llamada Paraíso (luego La Mode), compuso en 1979 Para ti (que sólo tienes 15 años cumplidos) yo tenía 15 años cumplidos. A día de hoy es lo que podríamos llamar un himno, sí, un himno generacional y eso. ¿A qué viene esto? A que el último disco de La Habitación Roja, un grupo valenciano cuyos orígenes datan de mediados de los 90, se llama Para ti e incluye una versión de Para ti, una canción compuesta por el bueno de El Zurdo cuando ellos gateaban. Este disco de versiones dice mucho de La Habitación Roja. Allí encontramos un puré de Lluis Llach, Gabinete Caligari, Golpes Bajos y, mire usted por dónde, Sr. Chinarro. Lo que han bebido de sus mayores han hecho de ellos una banda pop, muy pop, sólida, de buen sonido (trabajan con Steve Albini, un gurú mundial de la producción discográfica), de reminiscencias de celuloide y letras atrayentes, e incluso ambiciosas. Es el caso de Para todos, incluida en 4.0, que está dedicada a "todos los insobornables que han perdido su fuerza de voluntad, para todos los que se arrepienten y dicen que la culpa es de los demás, para todos los inadaptados que se adaptaron a lo popular, para todos los inteligentes que se han vendido a la mediocridad..." Parece un canto a aquellos que teníamos 15 años en 1980, para eso hemos quedado. Nos hicieron una canción para cada uno de nosotros y ahora, 30 años después, nos hemos ganado una canción para todos nosotros juntos. Qué fue de los onanistas.

francisco nixon

Quizá si uno no está muy metido en el mundillo de la música española el nombre de Francisco Nixon no le diga gran cosa, ya que sólo tiene un disco, El perro es mío, y eso que El perro es mío cuenta con Erasmus borrachas, cuyo título ya es de por sí estimulante, o esa tragedia de amor dental que se llama Brackets. Pero si uno está algo metido sabe que Francisco Nixon no es otro que el alma de esa gamberra banda asturiana que respondía al nombre de Australian Blonde y con eso ya está dicho todo. Aparte de la pericia musical contrastada de Francisco Fernández, ahora Nixon, lo que nos ofrece este nuevo proyecto es un compositor en estado de gracia con letras de amor tarareables y desternillantes. No se te quita de la cabeza eso de dos pelícanos van de la mano ante la autoridad...

maika makovski

Un pequeño espacio para la nueva Patti Smith de sangre macedonia y andaluza con residencia en Barcelona. Atención, pueden quedarse petrificados. Al pinchar en Spotify sale una canción llamada Lava Love que te lleva desde el primer acorde a su terreno. Prueben la experiencia. Absolutamente hipnotizante. Para salir de este estado, acudan a Me and the Bees, unas mallorquinas simpatiquísimas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios