La rebeldía de John Bock, el 'bad boy' del arte, se instala en el CAC

  • El artista alemán muestra hasta el 14 de noviembre tres videoinstalaciones y una selección de películas en las que él mismo se convierte en protagonista

La Real Academia Española define el artecomo la manifestación que expresa una visión personal y desinteresada de lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros. El alemán John Bock tiene su propia punto de vista. "Hacer el amor frente a los cuadros de Picasso". Así lo describe este creador "caótico". Esta denominación demuestra que su obra no puede ser nada convencional. El "bad boy" según lo calificó ayer Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), expone hasta el 14 de noviembre en este centro sus creaciones compuestas por una selección de videoinstalaciones y tres películas .

"En Nöle, Bock desafía todas las normas lógicas del arte contemporáneo", explicó Francés. Para ello une elementos tan sencillos como una olla, una botella de agua o una barra de pasta de dientes. Su único objetivo es convertirlos en ingredientes capaces de transmitir conceptos tan abstractos, como el caos y el orden. El artista reflexiona en su primera exposición en España sobre la ansiedad, uno de "los signos propios de la sociedad actual", apostilló Francés. En este sentido, Bock describió su trabajo como "súper, de buen aspecto, que huele un poco mal, untuoso y baboso, dirigido al público femenino". Además, añadió que "es un foco contra las reglas para lograr algo".

El trabajo del alemán destaca por su naturaleza performativa y teatral, donde nada es lo que parece. El artista es capaz de reinterpretar la racionalidad, siendo él mismo el mayor protagonista de todas sus obras. En las videoinstalaciones que se pueden visitar en el CAC, Bock se convierte en el autor y actor principal formando parte de las propias imágenes.

Las películas de Bock siguen un orden narrativo. Así en Im Schatten der Made aparece como hilo conductor el amor pero con un trasfondo tan universal como la robótica y las nuevas tecnologías. Die Büchse, es una de las películas más claustrofóbicas del alemán ya que está ambientada en un subterráneo con una deficiente ventilación. En Zezziminnegesang, se sumerge en un ambiente depresivo donde sus personajes sufren el síndrome de Diógenes, pero que tiene un "final feliz", recalcó el artista.

Junto a estos tres títulos, tres videoinstalaciones, Seewolf, Bubble pi egg y Pest Kop, completan Nöle. Francés apuntó que algunas de ellas habían sido creadas exclusivamente para ser distribuidas en el CAC. Por su parte, el creador destacó Seewolf "porque homenajea a uno de los mejores actores del cine alemán" inimitable para él.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios