El pasado reciente de Málaga se instala en el Archivo Provincial

  • La familia de Eduardo Ortega cede a la entidad más de 6.000 fotografías y diapositivas de paisajes de 1954 a 1989, de interés arqueológico y documental

Como testigo de su tiempo el hombre observa, escucha y atiende a lo que acontece. En el caso de Eduardo Ortega, además, inmortaliza en imágenes. Tanto es así que ha querido recopilar en 6.276 fotografías y diapositivas paisajes de la provincia durante más de 30 años. Abogado de profesión y colaborador de la Comisaría y Delegación de Excavaciones Arqueológicas de la provincia, el valioso legado de este enamorado de Málaga llega ahora al Archivo Histórico Provincial gracias a la donación de su viuda, María Luisa Bernaldo de Quirós.

Desde 1954 a 1989 el legado fotográfico de Ortega retrata rincones, paisajes y tipos útiles "como base documental para conocer la evolución de nuestro patrimonio", expresó ayer Francisco López, delegado provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, durante la presentación del acto. Imágenes de las termas romanas de San Pedro de Alcántara, de las pinturas rupestres de la Cueva de la Victoria, o la factoría de garum del Campamento Benítez cobran vida con esta donación de fotografías, diapositivas y diaporamas accesibles ahora en formato digital para investigadores e interesados en general.

"Nuestro trabajo será ahora seguir profundizando en la descripción de esas imágenes", matizó Esther Cruces, directora del Archivo Histórico Provincial para referirse a un patrimonio "que requiere un trabajo muy exquisito", añadió. A través de sus periódicas excursiones, acompañado siempre de su mujer, Ortega retrató restos arqueológicos, documentos y tipos, "un material etnográfico que en la provincia hoy se ha perdido", recordó Cruces.

Del total de estas imágenes, más de 3.000 corresponden a diaporamas, un montaje audiovisual que el propio autor realizaba sin apenas medios, y que proyectaba cada sábado en la extinta Casa de la Cultura de Málaga, en una suerte de cinefórum. Su viuda, Bernardo de Quirós recordó ayer la rutina de esas escapadas por los rincones de la provincia en busca del mejor documento.

"Íbamos cargados con máquinas fotográficas de varios tamaños con su trípode, y en sitios como la Cueva de la Pileta, yo me encargaba con un de tapar el objetivo, lo destapaba y daba un golpe de flash así hasta unas siete u ocho veces para tener todo el recinto iluminado", evocó.

Ya en casa, Ortega revelaba las imágenes, elaboraba manualmente las diapositivas y continuaba documentándose entre enciclopedias. El resultado se podrá ver detalladamente en la exposición que el Archivo Histórico provincial prevé organizar el próximo mes de diciembre. Entre el conjunto documental se encuentran reproducciones de estatuas, cerámicas, pinturas y detalles de cuevas de Doña Trinidad (Carratraca), Higuerón y la Victoria (Rincón), Nerja y Nagüeles, entre otros enclaves.

Además del recorrido gráfico por la provincia, Ortega también visitó con su cámara espacios de Almería, Baeza, Las Alpujarras, Barcelona, Canarias, Teruel, hasta llegar a países como Argentina, Brasil , Chile y Egipto.

La directora del Archivo Histórico Provincial adelantó la intención de "recomponer" la evolución de monumentos retratados por Ortega con idea de publicarlos. Por su parte, el delegado de Cultura recordó el plan director que ultima su departamento para recuperar las bóvedas de Marbella, en un terreno adquirido por la Junta, "una pequeña isla cultural que vamos a conservar", concluyó López.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios