Un libro recoge la evolución del urbanismo malagueño en el siglo XX

  • El Archivo Municipal publica el catálogo, presentado ayer en la Feria del Libro, que reúne sus documentos sobre la transformación de la ciudad entre 1900 y 1975 · Hoy se celebra el Día Internacional de los Archivos

Hoy se celebra el Día Internacional de los Archivos, efeméride que en Málaga, dada su larga historia, su posición geográfica, su condición de pieza codiciada por ejércitos e iglesias y su abultado recorrido de transformaciones, constituye una convocatoria no precisamente desdeñable. En consonancia, las instituciones públicas que tienen a su cargo algunos de los archivos históricos de la ciudad y la provincia aprovechan la coyuntura para lanzar nuevas publicaciones, organizar jornadas, poner en marcha exposiciones y brindar en definitiva al ciudadano la posibilidad de conocer mejor el hábitat en que resuelve su vida cotidiana, lo que puede considerarse en estos tiempos un lujo tan accesible como enriquecedor. Una de las propuestas más interesantes en este sentido viene este año de la mano del Archivo Municipal, que ha editado un catálogo que recoge la memoria urbanística y arquitectónica de la ciudad desde 1900 a 1975, una obra que fue presentada, en el marco de la Feria del Libro, ayer, en el Museo del Patrimonio Municipal.

Málaga, urbanismo y arquitectura. Catálogo de documentos del Archivo Municipal (1900-1975) es fruto del trabajo de la archivera María Rosario Barrionuevo Serrano, y presenta al lector la evolución del urbanismo y la arquitectura de la ciudad en un período histórico marcado por acontecimientos como la dictadura Primo de Rivera, el reinado de Alfonso XIII, la Segunda República, la Guerra Civil y la dictadura franquista hasta llegar a la Transición. Una evolución que constituye una caso único en España y Europa, especialmente en cuanto a la solución para la relación de una urbe con su litoral. A través de sus páginas se comprueba cómo Málaga ha ido creciendo y evolucionando, intentando adaptarse a las circunstancias políticas, económicas, sociales y demográficas de cada momento. Igualmente, en el catálogo se puede comprobar cómo algunos proyectos no llegaron a realizarse, la mayoría de las veces por imperativos económicos, aunque figuran otros que sí se llevaron a cabo aunque finalmente no soportaron el transcurso del tiempo y el olvido. Y es que la historia del urbanismo malagueño del siglo XX es un relato de logros, pero también, y dolorosamente, de oportunidades perdidas.

La obra recoge proyectos emblemáticos como las obras del Parque, el establecimiento del tranvía, la construcción del Hotel Príncipe de Asturias, el proyecto de abastecimiento de aguas de Torremolinos y los Jardines de Pedro Luis Alonso, entre otros muchos. A su vez, el libro abre nuevas vías de investigación para profundizar en la trayectoria profesional de los arquitectos e ingenieros más relevantes de la historia urbana malagueña del siglo XX. El volumen está estructurado en tres partes: la primera presenta una aproximación a la arquitectura y desarrollo urbano malagueño de la época analizada, que a su vez se subdivide en cuatro periodos cronológicos; la segunda es el catálogo de documentos propiamente dicho (procedentes de la Sección B del Archivo Municipal) y la tercera es un catálogo de planos. Fuentes municipales recordaron que la publicación se enmarca en la labor que el Archivo Municipal viene efectuando desde hace varios años, divulgando y difundiendo "su rico fondo documental y bibliográfico, a través diferentes publicaciones como guías, inventarios y catálogos". En este caso, se pone en valor un "exhaustivo" catálogo de expedientes de obras municipales.

La edición, en suma, constituye una herramienta de consulta, investigación y difusión del patrimonio documental y cartográfico para investigadores y profesionales, pero también para el ciudadano interesado en conocer su historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios