La nueva reforma de la cubierta de la Catedral marcha a buen ritmo

  • Los albañiles han empezado esta semana la restauración de las naves laterales y central, que se prolongará durante 13 meses y es sufragada por el Ministerio de Cultura

El año 2007 terminó con la cubierta de la Catedral de Málaga sometida a reforma y este año comienza con una nueva acometida. Los técnicos de la empresa Construcciones y Promociones Javier Dávila (encargada de parte de la restauración) acaban de comenzar, sobre el terreno, la segunda fase de los trabajos que pondrán fin a los problemas de filtraciones y humedades que el templo acusa desde hace años.

Como avanzó ayer el aparejador encargado del proyecto, Fernando Ramos, quedan por delante unos 13 meses para completar la renovación total de su techumbre, una vez culmine la reforma de la parte correspondiente a la girola y crucero iniciada el pasado octubre. "Prácticamente se ha ejecutado el 25 por ciento de la segunda fase, la correspondiente al siglo XVIII", recordó para referirse a la fachada principal.

La colocación de dos canaletas nuevas por las que circularán niveles de escorrentías suaves "es lo que llevará más tiempo", matizó el aparejador. Por su parte, el deán de la Catedral, Francisco García Mota, mostró su satisfacción por la ejecución de esta obra en los plazos estimados. "Los trabajos van a buen ritmo", recalcó.

El Ministerio de Cultura adjudicó el pasado noviembre la remodelación de las cubiertas de las naves laterales y central de la Catedral de Málaga por un importe de 541.516,91 euros a Construcciones Dávila. La primera fase se encargó a la empresa Hermanos Campano. La Junta de Andalucía adjudicó la elaboración del proyecto al arquitecto Juan José Jiménez Mata.

La reforma total sale adelante con un presupuesto de 1,69 millones de euros, a financiar entre la Junta de Andalucía, el Ministerio de Cultura y el Obispado, de cuyo montante 300.000 euros corren a cargo del Ayuntamiento.

El plan para paliar las consecuencias de las lluvias sobre el templo contempla la colocación de una serie de láminas de plomo sobre soporte asfáltico que crearán una segunda capa impermeable. La intervención se completará con la instalación de un sistema de canalización de aguas, la cobertura superior de los muros con piedras de pizarra y la eliminación de los remates de las cúpulas centrales y prebisterio.

Desde que en 2004 se adjudicara el proyecto al equipo liderado por el arquitecto Juan José Jiménez Mata, la reforma de la cubierta de la Catedral ha sufrido continuos retrasos. Por problemas de mediciones, el diseño se terminó en 2006, con un plazo de ejecución de 14 meses. Sin embargo, volvió a aplazarse debido al traslado del proyecto al Ministerio de Cultura, que finalmente aportará la financiación dentro de su Plan de Catedrales.

En el caso del monumento malagueño existe un acuerdo por el que el Gobierno aportará el 40 por ciento de la obra de la nueva cubierta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios