"El regreso de Cámara a los ruedos ha sido bueno para la Escuela"

  • Óscar López Hoyos analiza la evolución de la temporada

La Escuela Taurina Provincial de Málaga, en funcionamiento desde hace tres temporadas, ya tiene novilleros toreando por cuenta propia. Éstos, los primeros que abandonaron el nido, iniciaron su carrera en solitario, pues la escuela aún no existía. Las próximas generaciones, sin embargo, sí se han formado desde sus inicios en La Malagueta. Uno de sus codirectores, Óscar López Hoyos, habla de ellos, las nuevas promesas, y valora la incidencia que ha tenido la vuelta de Fernando Cámara a los ruedos, algo que compagina con su rol de director artístico de la escuela.

"El regreso de Cámara nos ha beneficiado pues cuando va a los tentaderos siempre se lleva a chavales para que las vacas tengan doble aprovechamiento", afirma López. También, el hecho de que el maestro se vista de luces, conlleva más implicación, algo que los responsables de la escuela consideran positivo para los alumnos. "Es un arma de doble filo pues se tiene que arrimar más para demostrar en el ruedo lo que dice en las clases teóricas", bromea López. El regreso de Cámara a la Feria de Málaga -el próximo jueves se anuncia junto a Eduardo Gallo y Salvador Cortés con reses de María del Carmen Camacho- ha despertado gran ilusión entre todos los alumnos.

La Escuela Malagueña esta temporada ha cosechado menos triunfos que en las dos ediciones anteriores, pero hay una "importante" nómina de becerristas empujando. De hecho, lo más destacado ha sido el pase a la final de becerristas andaluces de Curro Márquez. Respecto a los novilleros, las referencias actuales son Jiménez Fortes y Adrián Abad (debuta con caballos el domingo), así como José María Cortés y Luis Rivera Vázquez, ambos en el certamen de escuelas que se celebra hasta el lunes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios