El sector discográfico recupera impulso

  • La venta de música subió un 21,2% en España en 2014. Según Promusicae, el éxito de Pablo Alborán, Bisbal, El Barrio y el auge del 'streaming' explican el repunte.

Los españoles se gastaron en música grabada un total de 149,9 millones de euros a lo largo de 2014, una cifra que supera en un 21,2% los registros del ejercicio anterior -2013 fue el peor de la historia con 123 millones-,  y que supone el primer repunte del sector en el siglo XXI, tras tocar fondo en 2013 y después de doce años consecutivos de bajadas ininterrumpidas.

Así lo asegura el informe económico anual que elabora Promusicae, la patronal de los grandes productores de música, que atribuye esta subida a la coincidencia esta temporada de nuevos álbumes a cargo de artistas populares, como Pablo Alborán, Bisbal, El Barrio y Fito & Fitipaldis, y al auge del streaming. El mercado discográfico español se coloca así en niveles muy parejos a los de 2011.

Además, Promusicae subraya que la relación de fuerzas entre el mercado físico y el digital tiende cada vez más al equilibrio: los soportes como el CD o el vinilo se llevan el 58% del mercado, mientras que las descargas o escuchas on line significan el 42% restante. "La situación sigue siendo, evidentemente, muy delicada, tras un desplome del mercado de un 80% en los últimos años", señala el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, que recuerda que los ingresos en 2001 ascendían a 626 millones de euros. Guisasola precisa que el consumo digital, pese a registrar aún cifras modestas para un país como España, representa un "buen augurio", y añade que la "tímida mejoría" demuestra que "el gran esfuerzo de diversificación y reivindicación del sector comienza a dar sus frutos", incluso en las actuales circunstancias económicas.

El informe destaca que el streaming, la escucha sin descarga de música que ofrecen, en modalidades gratuitas o de suscripción, plataformas como Spotify, YouTube, Napster, Vevo, Deezer y XBox Music, le ha supuesto a las discográficas unos ingresos de 47,2 millones (un 36,3% más que los 34,6 millones obtenidos en el caso de 2013), sustentado en gran medida en un crecimiento en torno al 30% en el número de suscriptores. El auge de este tipo de consumo coincide con el estancamiento de las descargas de canciones o álbumes en iTunes o similares (14,2 millones, un 2% menos que en el periodo previo), mientras que los productos de móvil, como tonos o canciones de espera en las llamadas (ringback tones), ya solo generan 1,4 millones, con una caída interanual superior al 20%.

En el apartado de ventas físicas, el formato CD logra frenar su desplome y despacha 11,6 millones de unidades, un 22% más que en el ejercicio previo (9,5 millones). Al mismo tiempo, se sigue consolidando el regreso del vinilo como el preferido entre grandes melómanos y coleccionistas. Se han vendido 260.000 elepés, cifra que Promusicae considera "discreta" pero que representa un "estirón" del 85,7% en comparación con los 140.000 del año 2013.

Además, del despegue del streaming, que coincide con los principales mercados del resto del mundo, en 2014 se produjo el lanzamiento de nuevos discos de algunos de los grupos y artistas que gozan del favor popular. El malagueño Pablo Alborán supera todas las marcas. Su tercer álbum de estudio, Terral, apareció a mediados de noviembre y esas seis semanas le bastaron para superar los 157.000 ejemplares vendidos, lo que equivale a tres discos de platino. El autor de Solamente tú lleva cuatro años como artista en activo y los cuatro ha sido el número uno en ventas.

Junto a Alborán David Bisbal depachó con Tú y yo 125.000 unidades y se convierten en los dos únicos artistas en alcanzar los seis dígitos. Otro andaluz, el gaditano El Barrio, se aupó hasta el tercer puesto en la lista de ventas con Hijo del levante (doble platino), su primera entrega discográfica en tres años. Fito Cabrales colocó su Huyendo conmigo de mí en la cuarta plaza, aprovechando la expectación tras cinco años sin canciones nuevas.

De este modo, Promusicae destaca "dominio absoluto" de la música en castellano en las preferencias de los compradores. Entre los veinte primeros discos, solo tres corresponden a artistas foráneos, y en puestos discretos: Four le proporciona a One Direction el puesto 12, Ghost stories, de Coldplay, aparece en el 17, pese a su perfil mucho menos comercial que el de títulos anteriores, y el regreso en diciembre de AC/DC con Rock or bust se cuela en el 19.

Los hermanos adolescentes sevillanos Gemeliers consiguen la quinta plaza con Lo mejor está por venir, y otros artistas más consolidados copan el resto de la tabla: Malú (, en el 6), Melendi (Un alumno más, 7), Manolo García (Todo es ahora, 8), Joan Manuel Serrat (Antología desordenada, 9), Enrique Iglesias (Sex and love, 13); el trabajo homónimo de Dani Martín, en el 14, Antonio Orozco (Dos orillas, 18) y Cadore 33, de Sergio Dalma, ya en el 20.

Además Sueños cumplidos, el debut del televisivo David Barrull, ganador de La Voz, alcanza el número 11, mientras que las bandas sonoras de Hoy somos más y Violetta-En concierto se posicionan en el 15 y el 16, respectivamente.

El panorama es sustancialmente distinto en las clasificaciones de canciones más descargadas y más escuchadas a través de streaming, afianzándose la tendencia del reinado de las canciones concebidas para las pistas de baile, con un vencedor muy destacado en ambas modalidades: Bailando, de Enrique Iglesias con Descemer Bueno, que acumula más de 80.000 descargas y se escuchó on line en cerca de 35 millones de ocasiones.

En cualquier caso, 2014 será el último año con rankings diferenciados para descargas y escuchas en línea, puesto que Promusicae aplica desde enero de 2015 una fórmula para unificar ambas clasificaciones y ofrecer un panorama más global y simplificado de las preferencias de los oyentes.

Como curiosidad final, en el cada vez más restringido mercado del DVD musical prosigue el dominio de Cantajuego, los sucesivos vídeos enfocados a los más pequeños de la casa, que ocupan las nueve primeras plazas del listado. Solo Malú y su Tour Sí consigue hacerse un hueco in extremis en el número 10.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios