Concierto

Mas de 2.000 seguidores de Simply Red vibraron en su último concierto en España

  • La cita tuvo lugar en el escenario de la pista de tenis del Hotel Puente Romano de Marbella

Unos 2.000 seguidores de la mítica banda británica Simply Red vibraron ayer en Marbella, en el último concierto que el grupo ofrecerá en la Península Ibérica antes de su desintegración definitiva, prevista para 2010.

Sus éxitos más conocidos han sido los grandes protagonistas del recital, que tuvo como escenario la pista de tenis del Hotel Puente Romano de la ciudad malagueña, tal y como anunció ayer el fundador de la agrupación musical, Mick Hucknall.

Los primeros acordes de 'Stars', tema que se alzó como himno de la banda con más de 20 millones de copias vendidas en 1991, hicieron cantar a una audiencia ávida de recuerdos de la despreocupada década de los 80 y los problemáticos 90.

La particular voz del pelirrojo ('red', en inglés) que da nombre al grupo, Hucknall, interpretó otras canciones conocidas, como 'A new flame', 'Home', 'So beautiful', 'Sunrise' y 'Thrill me', entre una veintena de temas.

Los ritmos lentos predominaron sobre la música de baile, durante el repaso de casi 25 años de historia y 12 trabajos discográficos que se concentraron durante una escasa hora y media de gala.

El desembolso de la entrada, cuya tarifa se situaba entre los 150 y 300 euros, ya anticipaba un concierto de lujo que forma parte de la ya bautizada como gira de despedida del grupo.

Su propio vocalista y fundador anunció ayer en rueda de prensa que iniciará carrera en solitario, con su propio nombre como reclamo, una vez finalice esta última ronda de recitales en la primavera de 2010 y se tome unos meses de descanso. "Tengo pasión por la música de los años 40 y trataré de incorporarla a mi nuevo estilo musical, junto con influencias de los 70 y 80", avanzó Hucknall durante la presentación del concierto que, diez años después, le ha traído de nuevo a España.

"No sé por qué no hemos venido más, es un misterio para mí", confesó tras asegurar que le hubiese encantado frecuentar los escenarios nacionales, especialmente los de la Costa del Sol, de los que recuerda particularmente las fiestas posteriores. De ahí quizá, su interés por incorporar nuevos ritmos a sus creaciones, ya que adelantó su intención de hacer canciones "de fiesta", para que la gente "baile mientras toma copas".

A sus 47 años, Hucknall recuerda haber oído música negra desde pequeño, una constante en sus composiciones que define el estilo de la banda como pop-soul. El fundador de Simply Red, formado en 1984, afirma haber vivido muy buenas experiencias desde sus inicios, que recordó como difíciles.

"Estuve sin empleo durante cuatro años y mi primer álbum llegó a las principales listas de éxitos, estuvo entre los más vendidos de mi país", indicó. Ahora, vender discos no es tan fácil; "la gente joven ve internet como un sitio del que se puede conseguir todo gratis", según Hucknall, quien mantiene la esperanza de que es un fenómeno que se "va a empezar a controlar". "Las empresas son cada vez más responsables y, por ejemplo, Youtube ya está empezando a pagar a algunos artistas", opina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios