El segundo festival Málaga#Clásica abre con casi todas las entradas vendidas

Con gran parte de las entradas ya vendidas, la segunda edición de Málaga#Clásica prevé superar el éxito artístico y de público de la convocatoria del pasado año. Mañana el Teatro Echegaray acoge el primero de sus siete conciertos. Obras de Dvorák y Brahms, el Quinteto para piano y cuerdas en La mayor del compositor checo y el Quinteto de cuerdas en Sol mayor del alemán, componen la programación de la sesión de presentación de esta cita internacional dirigida por los violinistas Jesús Reina y Anna Nilsen.

Así, Málaga#Clásica hace un recorrido por el folclore de Hungría, Rusia, Estados Unidos, Noruega, Alemania, Austria y España, y los vínculos que éste tiene con la música clásica. El evento se celebrará entre mañana y el 1 de junio, tal y como recordaron ayer desde el Teatro Cervantes.

El instrumentista malagueño Jesús Reina, que acaba de anunciar la creación en Málaga de la Academia Internacional de Música Iván Galamian, dirigida a estudiantes de violín, viola y chelo, y su compañera noruega Anna Nilsen, han diseñado un recorrido por los vínculos entre las músicas populares y la llamada culta, que apela a los verdiales y el flamenco, las danzas húngaras, las canciones y bailes rusos, noruegos o alemanes, los espirituales o el jazz.

La huella que tales sonidos imprimieron en la obra de Bartók, Rimsky-Korsakov, Tchaikovsky, Gershwin, Grieg, Schubert, Brahms, Falla o Turina protagoniza unos programas que serán interpretados por jóvenes instrumentistas europeos, asiáticos y norteamericanos, un puñado de prestigiosos profesionales a los que se suman grupos folclóricos de los países a los que se dedica cada jornada. En la primera jornada formarán parte de los quintetos Reina y Nilsen, los chelos Dmitri Atapine y Hiro Matsuo, los violas Chieh-Fan Yiu y Jesús Rodolfo Rodríguez y el pianista Christopher Schmitt.

Por otro lado, al igual que en 2013, la nueva cita con Málaga#Clásica exprime su veta pedagógica con clases magistrales abiertas al público, clases particulares a alumnos malagueños e internacionales, cursos a grupos de cámara, charlas introductorias a los conciertos y una estrecha colaboración con conservatorios de toda la provincia.

Aunque el lleno de todos los conciertos está prácticamente asegurado, aún quedan entradas a la venta para la mayoría de las sesiones. Todas las localidades tienen un precio único de 10 euros, y los abonos para los siete conciertos cuestan 40 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios