Cinco siglos en imágenes

  • El Ayuntamiento ha reunido en un libro más de un centenar de planos, mapas e imágenes del Archivo Municipal que desvelan el desarrollo urbanístico y social de la ciudad desde el siglo XVI

Comentarios 0

Un plano no sólo sirve para orientarse y conocer la fisonomía de las calles que conforman una ciudad. Si se trata, por ejemplo, de un documento de 1791 aporta un contenido histórico de valor incalculable. Para explicar el pasado de la ciudad a través de sus imágenes ha nacido una publicación, Mapas, planos y dibujos del Archivo Municipal de Málaga, el primer volumen de un proyecto que además de difundir la transformación geográfica, sociológica y cultural de Málaga desde el siglo XVI hasta el XX ha servido para digitalizar los originales y así preservar su estado de conservación. El alcalde de Málaga presentó ayer este libro realizado por las archiveras María del Rosario Barrionuevo y María del Carmen Mairal.

Un croquis con la ubicación de las principales alcubillas de la ciudad (realizado probablemente por el maestro fontanero Francisco de Rojas) de 1779 inicia un curioso recorrido por quinientos años de historia. Un plano topográfico de la Alcazaba de 1822 en el que se delimita el terreno donde se va a trasladar el parque de artillería, el plano para la apertura de una calle nueva entre la plaza de la Constitución y la Alameda, hoy calle Larios, firmado por Manuel Rivera Valentín en 1884, la planta del Cabildo de Málaga de 1636 y el plano más antiguo de la plaza mayor (de 1571), con la casa consistorial, la cárcel y la fuente que aún permanece hoy después de varios cambios son algunos de los documentos que se pueden consultar en este manual.

"Las más importantes son las imágenes del planeamiento urbanístico porque gracias a ellas vemos el desarrollo de Málaga a lo largo de cinco siglos", afirma María Pepa Lara, directora del Archivo Municipal. Y la característica principal de este libro es que junto a las imágenes se inserta su catalogación. Se puede consultar el autor del grabado o del mapa, dónde se encuentra -información de vital importancia para investigadores- de qué arquitecto es el proyecto, el estado de conservación de la obra y si se ha utilizado en publicación o catálogo. Porque algunas imágenes han sido puestas a disposición del público pero otras son inéditas, es decir, no se han mostrado en ninguna publicación ni exposición.

Todas las reproducciones que se pueden ver en la publicación -que ya se encuentra en las librerías- son originales y pertenecen a expedientes, actas capiturales y diversas colecciones. "Estos planos son un reflejo de las múltiples transformaciones de la ciudad y nos hacen conocer mejor nuestra historia", explica Rosario Barrionuevo, una de las autoras. Hay planos que indican las casas afectadas por la epidemia de la fiebre amarilla a principios del XIX y otros que explican el proyecto de la "prolongación de la Alameda y el establecimiento de un parque en los solares ganados al mar, delante de la Aduana". Se puede ver la planta de las obras de la Plaza de Toros de 1875 y la concepción del Puente de la Aurora. Cierra el libro el dibujo de un túmulo para la celebración de las exequias por la muerte de Felipe II.

Dijo ayer el alcalde que "pocas ciudades han puesto en manos del público sus tesoros gráficos de esta manera". Y sólo es el comienzo.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios