Son ¿sólo? dibujos animados

  • El Festival de Málaga presentó ayer en la sede de la Academia de las Artes Cinematográficas de Madrid su nueva sección, Animazine, en la que incorporará al floreciente cine de animación para revitalizar la industria

Por si quedaban dudas sobre la proyección de los dibujos animados en la industria cinematográfica nacional, a imagen de la tendencia mundial, el Festival de Cine Español de Málaga contará con Animazine, una nueva sección sobre el cine de animación, para su próxima edición, que se celebrará del 21 al 28 de abril de 2012 en la ciudad. Esta nueva propuesta, que fue presentada ayer en rueda de prensa en la sede de la Academia del Cine Español Madrid, es fruto de la colaboración del festival con Diboos (Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación), que integra gran parte de la industria de animación española.

El objetivo es promocionar y difundir la actual producción de animación en España, que, según Carlos Romero, director del festival, tiene "más apreciación fuera que dentro", como demuestran la nominación al Oscar de Chico & Rita y el estreno internacional de Planet 51. Animazine se concibe como un pequeño festival dentro del Festival de Málaga y Romero añadió al respecto que, "a pesar de los tiempos de crisis", la cultura no se puede dejar de lado y "el sector de la animación está creciendo", por lo que había integrarlo en el certamen. Por su parte, la directora general del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), Susana de la Sierra, definió esta propuesta como "una confluencia de esfuerzos para sacar adelante el cine".

Animazine incluirá diferentes contenidos como una muestra de largometrajes españoles, una sección competitiva de cortometrajes, cine infantil, pasacalles y la presentación del Libro blanco de la animación para ofrecer información sobre la situación actual de la animación en España. Queda por conocer los títulos que concurrirán en cada una de las secciones, especialmente en la competitiva, para poder evaluar con mayor aproximación el alcance y la influenciamente de la que presumible gozará una sección que nace con mucho a favor.

La misma organización del Festival de Cine de Málaga ilustró ayer la relevancia del nuevo proyecto con algunos datos: actualmente se están produciendo 22 películas de animación y existen 46 centros de formación de animación en España. Hay, en activo, 170 empresas en España produciendo animación y 20 entidades e instituciones europeas dedicadas exclusivamente al fomento de la producción de animación. Por su parte, las producciones de animación española alcanzan techos de coste de producción de hasta 50 millones de euros, como en el ilustrativo caso de Planet 51. El 30% de los espectadores que acudieron a las salas de proyección españolas en el año 2010 eligieron una película de animación.

La producción de cortometrajes de animación en España se ha incrementado notablemente en los últimos años. Como prueba de ello, cabe destacar la preselección a los Premios Oscar de los cortometrajes españoles Birdboy, Daisy Cuter y Vicenta, lo que, según la organización, refleja el amplio reconocimiento internacional hacia la cantera de animadores nacionales.

La producción de series para televisión es otra importante línea de desarrollo para la industria de la animación. En España se producen proyectos que luego se venden a centenares de países y generan una enorme facturación en productos derivados o licencias, posibilitando un tejido industrial y comercial que emplea a cientos de profesionales cualificados. También el sector de los videojuegos tiene mucho que decir al respecto. Existe, por tanto, un amplio campo por abonar. Habrá que ver después si la cosecha es la esperada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios