Los superhéroes de Marvel se pasan al 'indie'

  • Destacados autores del cómic alternativo revisan a los personajes de la casa en 'Relatos extraños'

Los superhéroes de Marvel nunca habían parecido tan humanos como en Relatos extraños, una recopilación de historietas donde grandes nombres del cómic independiente muestran su versión de los personajes de la mítica editorial. Peter Bagge, Jason, Jeffrey Brown, Dash Shaw, Paul Pope o Max Cannon son algunos de los autores que ponen su firma en este volumen, una serie que originalmente se publicó en tres mini-libros y que Panini edita ahora en España en formato integral. "Creo que los lectores disfrutarán apreciando versiones radicalmente diferentes de sus personajes favoritos, y los seguidores de estos historietistas podrán verlos trabajar en un ambiente donde jamás pensaron que los podrían ver", explicó en su día John Barber, editor de Marvel.

No es la primera vez que se plantea un proyecto similar en el universo superheroico, ya que DC Comics había publicado en 2001 su Bizarro Comics, donde colaboraron dibujantes como Kyle Baker, Matt Groening, Nick Bertozzi o Eddie Campbell. Siguiendo la estela de su máximo rival, Marvel reunió en 2007 a algunos de los nombres más relevantes del cómic indie estadounidense. "No podríamos estar más emocionados por el trabajo que han hecho", explicó Joe Quesada, por entonces editor jefe de la editorial.

Tal como apunta David Fernández en el prólogo del libro, Relatos extraños toma prestado su nombre de la mítica cabecera Strange Tales, revista publicada entre 1951 y 1968 y recuperada varias veces desde entonces, donde vieron la luz series memorables como Dr. Extraño (Steve Ditko) o Nick Furia (Jim Steranko). El espíritu sorpresivo se aprecia en historietas como El día de los fantásticos inocentes, de Jeffrey Brown, donde el cuarteto de superhéroes se dedica a gastar bromas a todo el que se cruza en su camino. Cuando llega el turno de La Cosa, al pobre Ben Grimm se le va la mano y vuelca un coche, ganándose la riña de sus compañeros.

No menos hilarante es la trama planteada por John Arne Sæterøy, alias Jason, que convierte en Spiderman a unos de sus icónicos personajes de apariencia gatuna. El hombre-araña se lleva de cañas al Doctor Octopus, ya que nunca se ha peleado en un bar.

Entre las historias más esperadas se encuentran El megalomaníaco Spiderman y El incorregible Hulk, ambas de Peter Bagge, figura indispensable de la Generación X del cómic en Estados Unidos. La segunda de las obras, por otro lado, esconde tras de sí una anécdota que se acerca peligrosamente a la censura. Corría el año 2003 cuando Marvel llamó a Bagge para que llevara a cabo una serie sobre los personajes de la editorial, basada en el particular estilo gráfico y narrativo del dibujante neoyorquino. Tras el primer capítulo, dedicado a Spiderman, Bagge presentó un segundo relato protagonizado por Hulk, pero los responsables de la compañía decidieron que aquellas ilustraciones no verían la luz. ¿El motivo?: la versión cinematográfica de Ang Lee, que había perjudicado la imagen del personaje. Cuatro años de espera fueron necesarios para que Marvel levantara el veto sobre los dibujos, permitiendo su publicación en la selección de historias Relatos extraños, que aglutina a más de una treintena de artistas.

"Este tebeo no sólo se convierte en la enésima demostración de la universalidad de los personajes creados al amparo de Marvel Comics, sino también en la constatación del talento de los autores involucrados", remata David Fernández. El éxito de ventas de este primer volumen animó a los mandatarios de la editorial, que ya han dado luz verde para la creación de tres nuevas entregas, en las que podrían concursar dibujantes como Beto y Jaime Hernandez, Alex Robinson, Jeff Lemire o Terry Moore.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios