Los superhéroes islámicos llegan a la televisión

  • El popular cómic 'The 99' creado por un kuwaití en alusión a los atributos de Alá prepara su salto a Europa

El Corán también puede inspirar cómics y superhéroes con el potencial de Superman, Spiderman o Pokemon en una nueva generación de niños, héroes totalmente alejados de quienes han querido ver en Osaba Bin Laden a un ídolo y que promueven la tolerancia. Es el caso de Jabbar, el saudí de una fuerza inmensa; Mumita, la destructora, una portuguesa experta en artes marciales; Noora, la Luz, una joven árabe que las aúreas del bien y el mal de quienes le rodean; Jooi, el genio húngaro que todo lo inventa; o Bari, el sanador surafricano.

Ellos son algunos de Los 99, los primeros superhéroes islámicos del mundo creados por el kuwaití de 37 años Naif Al- Mutawa en alusión a los 99 atributos de Ala, unas aventuras que se leen sobre todo en el sureste asiático y Oriente Medio, con una distribución de un millón de ejemplares, y están a punto de dar el gran salto a la televisión gracias a un contrato firmado esta semana con una productora holandesa.

"En diciembre de 2003 y tras trabajar como psicólogo con torturados de Sadam Husein, un personaje que muchos tenían como un mito, empecé a dar vueltas sobre la imagen y los ideales que transmitíamos a nuestros hijos y la necesidad de crear héroes islámicos positivos con la calidad gráfica de Superman y Spiderman y el potencial de Pokemon", explicó recientemente Al Mutawa, un musulmán practicante y liberal y ganador de un premio de la Unesco por su literatura infantil al servicio de la tolerancia.

Con esa idea en mente nacieron unos cómics de una calidad técnica máxima ya que Al Mutawa, como director de Teshkell, la empresa distribuidora de Marvel y DC Comics en Oriente Medio, sabía donde encontrar a los mejores ilustradores y guionistas que, lógicamente, no todos son musulmanes.

Las aventuras de Los 99 atrapan desde el principio. Tienen como origen la toma de Bagdad por los mongoles en 1258 y su intento de destruir todo el saber acumulado en la Gran Biblioteca bagdadí. Según cuenta la leyenda, los bibliotecarios utilizando la alquimia para transmitir toda la sabiduría de los libros a 99 gemas mágicas las piedras de Noo", que se repartieron para huir.

La España mulsulmana de entonces fue el lugar elegido para reencontrarse, construir una mezquita e incrustar en su cúpula las gemas, pero cuando la Reconquista estaba a punto de culminar, la cúpula se destruyó en una terrible explosión y las Piedras de Noor se desperdigaron por todo el planeta. Cada uno de los héroes de Al Mutawa que proceden de todas las partes del mundo, encontró una de esas gemas y gracias a la ayuda del Doctor Ramzi se van uniendo para luchar por un mundo más justo pero sin dejar atrás sus propios conflictos morales.

"En las historietas no se menciona a Alá pero se promueven arquetipos islámicos; no se enseña religión, ni siquiera se sabe a cual pertenece cada personaje, pero se fomentan valores humanos", explica Al Mutawa. El objetivo es no molestar y por eso el autor es muy ciudadoso. No hay romances, "o no se ven", ni besos y "los héroes van en grupos de tres porque algunos pueden pensar que si un chico y una chica están solos es la perdición".

Los 99 están a punto de llegar a los adolescentes españoles. Primero lo harán a Francia y luego a la Península Ibérica. "España tiene un vínculo especial con esta historia", indicó Sofía Noguera, la presidenta de Mendia Licencing, la empresa encargada del cómic aquí tras firmar el acuerdo con Teshkeel la pasada primavera para la promoción de los tebeos en España, Portugal y Andorra. "Nuestros lazos históricos únicos con la cultura islámica hacen de la Península un mercado natural y creo que tendremos un terrible éxito", añadió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios