El surrealismo de Roland Penrose celebra a Picasso

  • La Fundación Casa Natal recupera, hasta el próximo 25 de enero, 49 obras del que fuera amigo y biógrafo del artista malagueño con motivo del 'octubre picassiano'

Roland Penrose y Max Ernst son dos amigos de visita. El cumpleaños de Picasso parece haberles reunido a todos. Si los dos surrealistas tienen exposición en Málaga al mismo tiempo es porque su obra y su vida está relacionada con el artista malagueño, del que en estos días se celebra los 127 años de su nacimiento. Del alemán, Ernst, se puede ver la muestra Más allá de la pintura, en el Museo Picasso hasta el próximo 1 de marzo. Del inglés, Penrose, se inaugura hoy Mirar de reojo. Roland Penrose y el surrealismo, que se puede visitar hasta el próximo 25 de enero en la Fundación Casa Natal.

La Fundación Picasso ha recuperado la obra plástica del británico Roland Penrose (1900-1984), introductor del surrealismo en su país, y del que se había organizado la última muestra específica en España en 1981, en la Fundación Miró de Barcelona. "Era un artista surrealista y rápidamente cayó bajo la influencia y el encanto de Picasso", dijo ayer Antony Penrose sobre su padre, biógrafo e íntimo amigo del malagueño -también fue el comisario, en 1960, de la exposición más importante de la época sobre la obra del malagueño, celebrada en la Tate Gallery de Londres-.

Siete de las 49 obras que se muestran en Málaga no habían sido expuestas antes, al estar guardadas en carpetas en la vivienda donde vivieron Penrose y Miller, según explicó la comisaria de la exposición, Katherine Slusher.

Además de coincidir en la ciudad con Max Ernst, Penrose también comparte protagonismo con su mujer, la fotógrafa estadounidense Lee Miller, en la vigésimo primera edición del octubre picassiano. Ambos, Miller y Penrose cultivaron una larga amistad con Picasso. El inglés fue uno de sus más importantes biógrafos, y su esposa fue amante del creador de El Guernica en los años 30, además de retratarle en numerosas ocasiones -muchas de esas fotografías pueden verse en la Casa Natal-.

Penrose y Picasso se conocieron en 1936 "en una playa y lo pasaron muy bien con el sol, la comida y mujeres guapas a su alrededor", recordó en la presentación de la exposición Antony Penrose. Su relación llegó a ser tan cercana que, según Slusher, comisaria de la muestra, Penrose se sintió "maravillado" por Picasso, tanto por la persona como por el artista, y ello llevó a Lee Miller a asegurar en tono jocoso que se sentía "como la viuda" del malagueño, porque "el gran amor de Penrose era Picasso".

Aunque Picasso fue la principal influencia artística que recibió Penrose, no fue la única. En el plano técnico, Max Ernst -su otro gran amigo, y por cuya mediación conoció a Lee Miller- fue fundamental en su acercamiento al collage, y con otros creadores compartía parte de su mundo imaginario, como con el italiano Giorgio de Chirico.

Además de la obra de Penrose, las salas de la Fundación Casa Natal también muestran dos piezas especiales, el collage de Man Ray Emploi du temps y Liberté Ton Nom, un poema con ilustraciones de Paul Eluard y Fernand Leger -ambas pertenecen a la colección del artista británico-.

Lo que la Fundación Picasso ha recuperado es su creación plástica, pero Penrose es más recordado por sus trabajos teóricos sobre Picasso, Miró o Tapies, así como por sus memorias, 80 años de surrealismo (1981), y poesía, cercana al espíritu del grupo de Bloomsbury.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios