La tensión familiar de 'Buenas noches, madre' regresa a Málaga

  • El Alameda acoge desde hoy el drama con el que Marsha Norman ganara el Pulitzer

En septiembre de 2006 el Teatro Cervantes tenía el lujo de acoger el estreno nacional de un Premio Pulitzer. Buenas noches, madre de Marsha Normanllegaba a la escena malagueña de la mano de Carmen de la Maza y la malagueña Remedios Cervantes, dirigidas por Gerardo Malla. Dos años después regresa a la ciudad, esta vez al Teatro Alameda para instalarse durante hoy y mañana. Ambas actrices se han embarcado en este proyecto teatral como protagonistas y empresarias.

"Madre, voy a matarme", a partir de esta frase de Jessy (Remedios Cervantes) la posibilidad del suicidio planea en la obra como arma dialéctica entre hija y progenitora, dos generaciones de mujeres, unidas por los lazos familiares pero separadas por los fracasos de cada una.

Después de vivir 40 años juntas ambas mujeres se dan cuenta de que no se conocen. La actriz malagueña achacó esta falta de comunicación a una sociedad "en la que va todo muy deprisa", expresó. Su personaje está enfermo de epilepsia, lo que aumenta su agotamientos y tristeza. Por su parte, la madre es una mujer frustrada que para ocultarse su desazón evita enfrentarse a los hechos, no pensar y negar la realidad.

Buenas noches, madre es la primera obra de Remedios Cervantes como productora. En Málaga comenzó su andadura, y en la misma ciudad que le vio nacer, la actriz cierra ahora la gira.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios