El terror rinde homenaje a su maestro más añorado en Estepona

  • Quoniam sollicitudo storalis vera est causa, qua Ecclesia movetur ut id quod fideliter

Ayer no hubo luna llena, pero de todos modos el hombre lobo fue el protagonista en Estepona. La gran familia en la que se ha convertido el comité organizador de la Semana de Cine Fantástico de la Costa del Sol hizo ayer un parón para rendir homenaje al que hasta hace pocos meses fuera su compañero de trabajo, el coordinador de las jornadas, Jacinto Molina, conocido mundialmente como Paul Naschy, el mítico hombre lobo salido de tierras hispanas.

Ayer fue su hijo, Sergio Molina, el que se subió al escenario de Palacio de Congresos de la localidad para recoger el premio especial del jurado y transmitir a los más de 200 asistentes el último deseo de su padre. Según explicó, antes de morir le pidió que siguiera "con su legado" por lo que Sergio pidió a los presentes que "continuaran trabajando para que el proyecto se mantenga y siga creciendo".

La viuda de Naschy, Elvira Primavera, también subió al escenario para, junto a su hijo, recibir el homenaje de los seguidores del género que dio vida a Jacinto Molina más allá del día a día. Vida que se recorrió a través de un montaje audiovisual que, a más de uno, le cogió un pellizco en el estómago.

El alcalde de Estepona, David Valadez, agradeció a la familia de Naschy su aportación al desarrollo del proyecto de la Semana de Cine de la localidad y recordó que el actor cuenta con una calle en la localidad "de lo que me siento muy orgulloso".

La otra galardonada de la noche, la artista Olvido Gara, conocida como Alaska, también se emocionó hablando del maestro de la licantropía patria y lamentó recibir el premio Waldemar Daninsky en reconocimiento a su aportación al género "justo el año en el que él no está".

Alaska recordó como a mediados de los años 80 estuvo a punto de hacer una película con Naschy "en la que un grupo de rock llegaba a una casa en la que empezaban a suceder cosas extrañas". El proyecto quedó en eso, en un proyecto que no encontró el apoyo del productor.

La artista, que acudió al acto acompañada de su marido, Mario Vaquerizo, aseguró que el premio que recibía "en realidad premia una afición" ya que se confesó seguidora de las películas de terror desde su más tierna infancia. Según reconoció, "con cinco o seis años encontraba sexy a Herman Monster".

Quienes también estuvieron presentes en la velada de ayer fueron el dibujante de cómics, Azpiri, y el escritor Juan Manuel de Prada, dos de los miembros del equipo de la Semana de Cine Fantástico de la Costa del Sol. De Prada, junto a Pedro Mérida, presentaron ayer el libro La marca de Frankenstein del cual estuvieron firmando ejemplares antes de la ceremonia de clausura que se celebró ayer aunque durante el fin de semana también hay actividades y proyecciones programadas entre las que destaca la actuación de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios