Arte

Las tramas de Alcain

  • La galería Alfredo Viñas exhibe la obra reciente de un pintor con un especial sentido del espacio pictórico

Como artista ligado al pop y a sus variantes españolas, Alcain se ha mostrado durante años como un artista del signo, esto es, un autor que ha manipulado imágenes preestablecidas, tanto de la herencia cultural, especialmente la historia de la pintura, como de los medios de masas (ésta última sería susceptible de englobar a la anterior).

En buena medida, estos son algunos de los cimientos de la plástica pop, de la nueva figuración o de la crónica de la realidad. Lo que no deja de sorprender de Alcain, sin obviar esa condición propia de los pintores pop como pintores de pintores o de la pintura que ha manifestado en continuas citas, homenajes y paráfrasis a los maestros a la largo de su trayectoria, es cómo ha forzado las coordenadas de su discurso haciéndolo desembocar en un espacio cercano al de lo abstracto, la ocultación, la vacuidad por repetición y lo ornamental.

Sin duda, éste es un escenario bien distinto al de sus habituales composiciones figurativas tan características del XX. Sin embargo -y por contextualizar este lenguaje que le acompaña ya desde hace casi un década con su interés por la historia de la pintura-, Alcain ha pasado de las citas y la recuperación manifiesta de artistas y obras pasadas (las insertaba en sus composiciones parcial o totalmente) a un concepto de cita mucho menos evidente, más sutil y tal vez más alto y complejo encaminado a versionar y variar modos de hacer y temas predilectos de etapas artísticas anteriores.

Las tramas que ahora ocupan sus telas, especialmente los rayados casi como si resultasen una evocación del paisaje, o esas tramas que albergan elementos figurativos en su seno, bien pudieran ser un homenaje a Hernández Pijuan tanto como a Ortega Muñoz o a lenguajes como el expresionismo de principios del XX (esos trazos amplios y los fileteados contundentes)

Asimismo, otras tramas más decorativas que dejan entrever formas como tréboles y picas pudieran serlo al empleo en algunos ismos de elementos como los naipes, al igual que el gusto por las texturas y los estampados; no obstante, no deberíamos dejarnos llevar por ese afán detectivesco en pos de una exhumación de lo anterior homenajeado.

El caso es que en estas obras recientes el interés por las tramas y composiciones ornamentales abstractas evidencia un especial sentido del espacio pictórico tendente al isomorfismo, es decir, a un tratamiento por igual de toda la superficie. Alcain busca texturas y estampaciones (también su valor sensorial) eludiendo citar la propia naturaleza del material, comportándose como un artesano que diseña y aborda el espacio y el dibujo convirtiéndolo en asunto infinito por repetición de elementos, aunque subyazca algún estímulo figurativo o consiga metamorfosear lo concreto en abstracto y viceversa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios