Las vanidades al natural

  • La Térmica inaugura hoy su exposición del fotógrafo suizo Michel Comte, una selección inédita en España de 40 retratos con ánimo desmitificador.

Tres fotografías de Michel Comte reunidas en la sala de exposiciones de La Térmica. Tres fotografías de Michel Comte reunidas en la sala de exposiciones de La Térmica.

Tres fotografías de Michel Comte reunidas en la sala de exposiciones de La Térmica. / la térmica

Puede parecer mentira en tiempos de la postverdad, la postmodernidad y todos los posts, pero el fotógrafo y cineasta suizo Michel Comte (Zurich, 1954) es hoy un creador reverenciado en el mundo de la moda gracias, además de su talento, a su rechazo de los retoques y del maquillaje profesional o al empleo de los mismos de manera bien distinta a la corriente mayoritaria, con ánimo a menudo paródico y grotesco. En sus trabajos para Vogue y Vanity Fair, la hoguera de las vanidades arde al natural o convenientemente disfrazada para reírse de sí misma. Hay quien ve en Comte un artista que se sirve de la farándula y de las pasarelas para llegar a otra parte; y por eso La Térmica, en su proverbial querencia a la fotografía como lenguaje creativo favorito, inaugura hoy a las 20:00 una exposición con cuarenta instantáneas del autor en las que lucen (o deslucen) otras tantas celebrities del más diverso pelaje. La muestra tuvo ayer su presentación a los medios y podrá verse hasta el 14 de mayo en el centro.

Tina Turner, Jeremy Irons, Carla Bruni, Sofía Loren, Geraldine Chaplin, Mike Tyson (en una desgarradora composición de la derrota, ésta sí exenta por completo de vanitas), Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Sharon Stone, Yves Saint Laurent, Isabella Rossellini, Mickey Rourke, Ray Charles, Uma Thurman, Whitney Houston, Demi Moore y Sting son algunos de los personajes que posaron en su día ante el objetivo de Comte y que hoy protagonizan la muestra malagueña, en un proyecto que vuelve a ganar para la ocasión la etiqueta inédito enEspaña. Lo más peculiar de la propuesta es el modo en que Comte crea toda una mise en scène en cada foto, llevando a sus personajes justo a la orilla contraria de la que esperan ser encontrados, en poses, gestos y expresiones no tanto desmitificadoras (el glamour casi siempre presente a pesar del aparente caos que reina en la mayoría de las fotografías) sino proclives a la deconstrucción de los argumentos que han llevado a los modelos a la fama.

Carla Bruni, Mike Tyson, Sharon Stone y Ray Charles son alguno de los personajes retratados

"Michel Comte siempre fotografía mejor a la gente con la que mejor se lleva", subrayó ayer en la presentación de la exposición a los medios Suzanne Speich, directora del archivo del artista suizo, conocido precisamente por su exigencia de química a la hora de inmortalizar a sus modelos. En las mejores imágenes de Comte de las reunidas en La Térmica, la química transpira y traspasa la dimensión precisa de la fotografía. Comte ha llegado a cuestionar la moda, el pop y todos los ritos de la contemporaneidad desde dentro, y esto dota de una rara humanidad a sus trabajos, tanto más por la escasa espontaneidad que puede encontrarse en ellos. Comte revela que otra moda es posible. Y otra vanidad, aún siéndolo, también.

Actualmente afincado en Los Angeles, Comte trabaja en la preparación de su segunda película, después de que su debut en la dirección cinematográfica, La chica de Nagasaki, una suerte de comedia musical en negativo a prueba de moldes al respecto (y con el tan recordado Christopher Lee en el reparto), recibiera buenas críticas y algún premio en el Festival de Sundance en 2013. Aunque está ahora más centrado en el cine, no se ha apartado del mundo de la fotografía de moda y sigue trabajando especialmente para la revista Vogue en Italia y Japón, según señaló Suzanne Speich. Como muestra de la aversión de Comte hacia los retoques informáticos, la directora de su archivo desveló que, en una exposición en Moscú de retratos de ocho mujeres famosas, el fotógrafo decidió suspender el proyecto al descubrir que sus imágenes habían sido retocadas.

De formación autodidacta, Michel Comte fue descubierto durante un viaje a París por el diseñador Karl Lagerfeld, y desde 1979 ha retratado a personalidades de la moda de renombre mundial y ha fotografiado campañas de marcas como Ungaro, Dolce & Gabbana y Nespresso. Además de estas fotografías de moda, el suizo ha publicado durante sus continuos viajes por el mundo reportajes sobre la situación de Afganistán, Haití, el Tíbet, Sudán del Sur o Bosnia, y ha colaborado de forma desinteresada con organizaciones humanitarias. La actriz Geraldine Chaplin, lo describió en su día como "un caballero andante de la fotografía: un nómada con la cámara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios