La vida contada con una cámara

  • La Sala Italcable acoge la muestra 'Imágenes de un año. Málaga' con 94 fotografías de la agencia Efe

Comentarios 1

Alfredo Landa recibió el Premio Málaga del Festival de Cine Español en el Teatro Cervantes, con tanta emoción tras anunciar su retirada que se bloqueó sin remedio. El AVE llegó a la estación María Zambrano y dos crías de leopardo de Sri Lanka vinieron al mundo en el zoo de Fuengirola. Un Manuel Chaves visiblemente cansado inauguraba el V Congreso del Voluntariado Universitario mientras Julián Muñoz y José Antonio Roca volvían a sentarse en el banquillo. Esta última estampa presenta connotaciones especialmente shakesperianas: dos personajes que han viajado al otro lado, el que se abre una vez se rebasan los límites, rinden cuentas. Uno se muestra entero y firme, encorbatado y ávido; el otro delgado y enfermizo, enfundado en un chándal y pálido como la cal. Se adivina sin dificultad quién es el amo y quién el lacayo. Málaga dio mucho de sí en 2007, como una mujer revuelta. Buena parte de ello se encuentra en la exposición Imágenes de un año, que ayer se inauguró en la Sala Italcable de Unicaja (donde podrá visitarse hasta el 17 de mayo) con fotografías de la agencia Efe capturadas en doce meses de vértigo.

La exposición, organizada por Unicaja y Efe, cuenta con 94 instantáneas emitidas durante el año pasado por el servicio en Málaga de la agencia. El delegado en Málaga de la misma, Antonio Soto, y el fotógrafo Rafael Díaz han sido los encargados de seleccionar esta muestra de entre más de 2.000 fotografías distribuidas en 2007 por Efe en la provincia, de las que el 70% aparecieron publicadas en medios nacionales y una parte importante tuvo también repercusión en la prensa internacional. Los trabajos del propio Rafael Díaz, Jesús Domínguez, Paco Rodríguez, López Perujo, Andrés Lanza, José Manuel Vidal, Javier Díaz y Juanjo Martín cuelgan en las paredes de la sala de calle Calvo como testigos de la historia más reciente, la que sólo el fotoperiodismo es capaz de contar.

Un vistazo por la colección de imágenes permite regresar a los hechos que la memoria interpreta como cercanos con cierta distancia. El discurso presenta un territorio empeñado en mostrar sus garantías de futuro en cuanto a comunicaciones (con el AVE en Antequera y Málaga como estrella), cultura (Daniel Darenboim dirigió al West Eastern Divan y Carmen Calvo, todavía ministra, presentó dos nuevas adquisiciones para el Museo Picasso) y deportes (de los éxitos del Unicaja a la participación de Rafa Nadal en el Málaga Master); pero también dispuesto a mantener sus tradiciones (véanse la Feria de Málaga, con un sangrante José Tomás incluido, o la beatificación de Madre Carmen en Antequera), a gastarse el dinero que no tiene (la espectacular apertura de Ikea), a unificar tragedia y folclore (Isabel Pantoja en los juzgados), a regresar a la etapa de la Transición (la imagen de Diego Valderas con los concejales parece mucho más antigua) y a sorprender a ciertos monstruos in fraganti (Gadafi, por sorpresa). Francisco de la Torre ganó las elecciones: la vida sigue igual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios