El rey de la rumba visitará el Teatro Cervantes el próximo 15 de octubre

  • Peret vive una segunda juventud en 2008 a los 73 años tras la publicación del álbum 'Que levante el dedo' (2007), su actuación en Nueva York y su paso por los festivales ViñaRock y Pirineos Sur

Abran las puertas de la ciudad al rey de la rumba catalana, el gran Pere Pubill Calaf (Mataró, 1935), más conocido por su nombre artístico, Peret. El maestro catalán está viviendo una segunda juventud a sus 73 años. Tras publicar el año pasado un nuevo álbum, Que levante el dedo (K, 2007), lleva unos meses paseándose por escenarios que nunca había pisado, como el principal del festival ViñaRock 2008. Y el próximo 15 de octubre se subirá a las tablas del renovado Teatro Cervantes, que aún no conocen su ventilador.

Más de 50 años de carrera lleva Peret a sus anchas espaldas, y en 2008 aún le quedaban algunas muescas que marcar en su cinturón. Peret ha actuado por primera vez en Nueva York, en la Noche de la Rumba Catalana, en Damrosch Park. Y en su gira por España ha hecho parada en ViñaRock -en un momento de la noche, Kilo Veneno, Muchachito Bombo Infierno y Los Delinqüentes interpretaron con él El muerto vivo, como reconocimiento de su deuda con el de Mataró- y en el Festival Pirineos Sur, escenarios a los que jamás había sido invitado. Ese rejuvenecido rey de la rumba es el que vendrá al Teatro Cervantes el próximo 15 de octubre, tal y como ha confirmado la promotora La Nota.

Los cambios que está viviendo Peret arrancan con la publicación de Que levante el dedo, el álbum con nuevo material que publicó el año pasado y que parece haber servido para que un nuevo público fije su mirada en él. También en 2007, el autor de Una lágrima participó en el primer concierto de Barcelona, en el Palau Sant Jordi, de la su gira conjunta Dos pájaros de un tiro de Sabina y Serrat -uno de los temas que incluyeron en su repertorio fue El muerto vivo, de Peret-.

El aplauso de las nuevas generaciones a Peret comenzó en 2000 con el disco de homenaje Peret: rey de la rumba, en el que participaron Jarabe de Palo, Carlos Jean, Jabier Muguruza y David Byrne (de Talking Heads), entre otros -aquel empujón a su carrera le trajo a Málaga, cerrando la Feria de 2001-.

Fue en 1947 cuando Peret inició su carrera, sin mucho éxito hasta que en los 60 se marchó a Madrid. Desde un tablao flamenco, que pertenecía a Pastora Imperio y Gitanillo de Triana, comenzó a ser popular este renovador de la rumba. En 1967 consiguió subir varios peldaños de popularidad con Una lágrima, que fue canción del verano, pero en 1971 logró su mayor éxito, Borriquito, que se popularizó en todo el mundo y en especial Holanda (7 semanas número en uno en ventas) y Alemania (dos semanas en lo más alto de las listas). En 1982, Peret se retiró tras ingresa en la sección barcelonesa de la Iglesia Evangélica de Filadelfia. Durante nueve años ejerció labores religiosas con dedicación exclusiva. Pero volvió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios