La mar de historias

Juan carlos cilveti puche

Un barco coqueto

Hoy les hablaré de un barco al que calificaré como coqueto. Y aunque este término sería más propio para un yate, el carguero de bandera turca Asli Elif que pasó por las aguas del puerto hace unos días, sí que podría soportar muy bien esta calificación. mAtracado en el muelle seis procedente de Algeciras, este buque llegaba para embarcar hueso de aceituna molida con destino al puerto italiano de Monopoli. Perteneciente a la compañía Sumer Shipping, una naviera con sede en Estambul que solo dispone de este barco, el Asli Elif es un claro ejemplo de un mercante muy cuidado; un barco lleno de detalles que quizás encajarían mejor en otros tipos de buques. Construido en el 2005 en los astillero turcos Koca Tepe, este mercante de 88 metros de eslora y 2.477 toneladas de registro bruto, es un carguero moderno y funcional, especialmente diseñado para operar con graneles.

Pero con independencia de sus características técnicas, determinados detalles reflejan lo bien cuidado que está este barco; unos detalles que pasan por su pulcro aspecto pese a los habituales desconchones y manchas de óxido propios de un barco que navega transportando carga sucia. Mostrando a proa y en la chimenea el logotipo de su armador, algo casi obligatorio en este tipo de barcos, el detalle que culmina la coquetería del Asli Elif se aprecia en su superestructura, donde la numeral del barco aparece reseñada con las banderas del código internacional de señales marítimas.

Un curioso detalle que, junto a otros, podríamos referir su casco de color azul en contraste a las tapas rojas de sus bodegas, confieren a este pequeño mercante el calificativo de coqueto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios